Ismael Fidalgo. La aventura de un pintor expresionista


El día 20 de junio se inauguró en el Museo de las Encartaciones de Sopuerta, presentado por su director Javier Barrio, la exposición retrospectiva del pintor Ismael Fidalgo, con presencia de Ana Madariaga, presidenta de Juntas Generales de Bizkaia, los alcaldes de Sopuerta y Trapagaran, Josean Llaguno y Xabier Cuellar, acompañando a la familia del autor, su mujer Consuelo Martínez y sus hijos Javier y Mari Carmen.    La exposición ha estado comisionada por los profesores de la UPV José Antonio Martínez Lizeranzu y Xabier Sáenz de Gorbea, que se están encargando de inventariar toda su obra y preparar la publicación de un libro y un documental sobre el pintor encartado.

Se trata de una extensa colección de pinturas, con más de cien cuadros expuestos, realizados a lo largo de su dilatada vida como pintor.    Ismael Fidalgo nació en el año 1928 en el barrio de Alen de Sopuerta, hijo de un minero que trabajaba en las minas soportanas.    Muy joven se trasladó a vivir a Trapagaran donde comenzó su afición por la pintura.    Siendo un adolescente, comenzó sus estudios de Bellas Artes en Bilbao, donde coincidió con los pintores Agustín Ibarrola, Norberto Ariño de Garay y Ricardo Toja.    En el año 1949 ganó el premio Galería Studio.

Le tocó hacer la mili en el Baztan, Navara, donde pronto destacó por su maestría con los pinceles.    Su amiga y alumna Ana Mari Marín le recuerda como un soldado pintor que colocaba su caballete en las calles de Elizondo.    Al finalizar el servicio militar continuó por un tiempo en Baztan realizando un mural sobre el bautismo en la iglesia de Elizondo en el año 1952.    Durante toda su vida tuvo mucha relación con las generaciones de pintores de Baztan, José Mª. Apezetxea, Ana Mari Marín y  Tomás Sobrino, pasando allí las vacaciones de Semana Santa y el otoño junto a su familia.

Poco más tarde, con sus amigos Agustín Ibarrola y el poeta Blas de Otero iniciaron un viaje por la meseta castellana llegando hasta Zamora.    Se dedicaban a pintar y vender sus obras para sobrevivir y, aunque habían pedido trabajo en los campos como temporeros, no consiguieron que les contrataran.    Tras esta experiencia regresaron a Madrid donde continuaron aprendiendo a pintar en el Círculo de Bellas Artes y trabajando ocasionalmente haciendo telones, fondos para los estudios CEA de Madrid o realizando murales, como el del Hotel Wellington.    En Madrid vivió en casa de Jorge Oteiza.

Tras esta experiencia y motivado por la muerte prematura de sus tres hermanos, volvió a Trapagaran.    Poco tiempo después consiguió trabajo en “La Balco” donde permaneció hasta su jubilación.    En 1958 se casó con Consuelo con la que tuvo dos hijos, Javier y Mª Carmen.    Continuó pintando cuando el tiempo se lo permitía, sobre todo en las vacaciones.    A comienzos de los años 60 solían ir a Palacios de la Sierra en la provincia de Soria.    Años más tarde, pasaron varios veranos en la ciudad de Frías, al norte de Burgos realizando en todos estos lugares una gran producción pictórica.

Años más tarde, conoció al pintor Marcelino Bañales al coincidir en “La Balco” donde trabajaban los dos.    Juntos, pusieron en marcha la inicia “Marrazkia” dedicada a la formación de nuevos pintores.    Cuando finalizó el proyecto, formaron el “Grupo de Pintores de La Balco”.    Junto a otro pintor que conoció en “La Balco”, Ángel Aja, continuó pintando hasta su muerte, ocurrida el 12 de febrero de 2010.

La exposición permanecerá hasta el 5 de enero de 2013.

Ismael Fidalgo. La aventura de un pintor expresionista

El arte sale a la calle. Artea plazara Elizondo. Baztan. Navarra


El grupo de “pintores de Baztan” organizó la campaña “Busca tu arte y comparte” “Bilatu eta zabaldu zure artea” en las calles y plazas de la localidad, para dar a conocer las inquietudes artísticas de sus componentes y todas las personas que se unieron a la iniciativa, celebrada el domingo 17 de junio.

En esta primera edición han participado un buen número de artistas llegados de Irún, Francia y otros lugares, junto con los pintores de la academia de Tomás Sobrino, impulsores de esta iniciativa.    El día acompañó con un expléndido sol que animó a numeras personas a pasear por la orilla del río Baztan, donde estaba instalada la muestra de arte en calle, aunque también se desarrollaron otras manifestaciones por las calles de Elizondo.    Unos monitores de tiempo libre se encargaron de asesorar a los más pequeños en sus incipientes manifestaciónes artísticas, realizando numerosos trabajos que fueron expuestos en unos paneles.

120617 – Arte en la calle. Elizondo from Pikizu on Vimeo.

Para los organizadores la experiencia ha sido positiva, tanto por la participación en la muestra de arte en la calle como por la excelente acogida que han tenido entre la población, animándose a organizar sucesivas ediciones de “El arte sale a la calle” en la localidad navarra.

Euskal Ezkontza en Balmaseda


Una edición más de la Euskal Ezkontza se celebra en Balmaseda el domingo 16 de junio, que este año 2012 realizan la tercera edición de esta tradicional boda a la “antigua usanza” en la estan presentes, acompañando a los contrayentes, un sinfín de personas representando al notario, sacerdote, tíos de América, fotógrafo, las familias de la novia y el novio y muchos más.

La tradición fue rescatada por Eguzki Dantza Taldea de Balmaseda en el año 2010, con la colaboración de otros colectivos culturales de la Villa encartada y comarcales.    Participan en la representación más de 200 personas que dan vida y color al acto.

Comienza con la salida de la comitiva del novio desde la Plaza de San Severino, por la calle Correría hasta la Plaza de San Juan donde espera la familia de la novia.    Tras la reunión de las dos familias comienza un animado hamaiketako de pastas y vino moscatel.     Posteriormente se inicia la kalejira por la calle Martín Mendía (Bajera) hasta la Plaza de San Severino donde tiene lugar la unión civil y eclesiástica de los contrayentes, siendo los tíos de América los que corren con todos los gastos.    Tras las dos ceremonias, se interpreta el  aurresku de honor, seguido por un animado baile de jotas, arin-arin y biribilketa.    Luego, todos los participantes posan en la escalinata de la iglesia para la foto de grupo.

Es el momento de disfrutar de un trikipoteo por los bares de la localidad entes de dirigirse de nuevo a la Plaza de San Juan donde tiene lugar el ágape de boda en honor de los novios, reunidos todos los familiares y amigos.    Tras la comida y la sobremesa, se inicia un desafío de soka tira, donde los más atrevidos tendrán la oportunidad de demostrar su fuerza y destreza en este deporte tracional.    Luego, da comienzo la romería y, con este animado baile, finaliza el festejo.

Cartel de la Euskal Ezkontza 2012 en Balmaseda

Parque Alen-Sopuerta. Historia de la minería


Paisaje minero de Alen

El parque de Alen en la localidad encartada de Sopuerta está asentado sobre las antiguas explotaciones mineras que, desde finales del siglo XIX hasta mediados del siglo XX, englobando varias minas situadas en esta zona:  Catalina, Amalia-Juliana, María, Sorpresa, Milagros, Las Cecilias, Legalidad, etc.    Esta circunstancio propició que la población del Valle de Sopuerta se multiplicara por cinco, pasando de los 1.427 habitantes en el año 1877 a los 5.027 del año 1910.    La procedencia de los mineros era muy variada, principalmente de las zonas limítrofes.    También llegaron emigrantes de Galicia y Castilla, “avileños” de Ávila, “arandinos” de Aranda de Duero, riojanos, navarros y aragoneses.    Años más tarde, en la década de los 50, llegaron mineros de Andalucía y Extremadura.

Paseo por las minas

Paseo por las minas

Las minas de Alen fueron explotadas desde la prehistoria, donde se han hallado montones de escoria de hierro.    En siglos posteriores circulaba el mineral de hierro por la calzada romana hasta Castro-Urdiales para ser embarcado.    También era utilizado este mineral por las abundantes ferrerías, unas 400, de las cuales seis estaban ubicadas en Sopuerta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para dar salida al abundante mineral extraído de estas minas se construyeron los ferrocarriles de Castro-Alen (1895), Castro-Traslaviña (1898) y El Castaño-Galdames, que actualmente se intentan convertir en Vías Verdes para el disfrute de senderistas y cicloturistas, facilitando la visita a este inmenso parque.    También se pueden observar a lo largo del recorrido los terraplenes, cargaderos de mineral, planos inclinados, área de baldes, hornos de calcinación (El Castaño), lavaderos de mineral y sobre todo, los antiguos barrios mineros.    A lo largo del parque se han instalado áreas recreativas con mesas y bancos así como varias fuentes.

Panorámica desde Alen

Panorámica desde Alen

Tras la crisis de la minería al no ser rentable su explotación, se paralizó la estracción de mineral, motivando el abandono de la zona de la población, trasladándose a las zonas industriales de la margen izquierda de la ría de Bilbao, Baracaldo y Sestao principalmente, para trabajar en las grandes empresas instaladas en esas poblaciones, La Naval, Altos Hornos, etc.

Restos minero de Alen

Restos mineros de Alen

Exposición de pintura – Iera Bajo e Irati Santos


Las jóvenes balmasedanas Iera Bajo e Irati Santos exponen en la Kultur Etxea de Balmaseda su colección de pinturas, grabados, escultura. cerámica y otras expresiones artísticas.    Estudiantes de Bellas Artes, nos muestran sus últimas creaciónes artísticas y comentan su trayectoria e inquietudes.

La exposición permenecerá abierta en la Kultur Etxea de Balmaseda desde el 9 hasta el 17 de junio de 2012.

Exposición Iera e Irati from Pikizu on Vimeo.

Mucho Bellamy en concierto.


El dúo balmasedano Itxaso y Txipu, Mucho Bellamy, ofrecieron un concierto en el Klaret Antzokia de Balmaseda, llenando el aforo del teatro las dos fechas programadas,  18 y 19 de mayo.

El dúo balmasedano Ignacio Galicia “Txipurri” e Itxaso Gómez ofrecen un concierto en el Klaret Antzokia los días 18 y 19 de mayo, interpretado versiones acústicas de canciones conocidas de variados intérpretes.    Los componentes del dúo son de generaciones diferentes aunque comparten gustos musicales y árbol genealógico, ya que son tío y sobrina.    Comenzaron a colaborar musicalmente en las fiestas y sobremesas familiares donde tocaban y cantaban canciones tan diversas como las que tienen actualmente en su repertorio.

Txipu comenzó como cantautor en los años 70 a nivel local, actuando en salas de fiestas y en distintas Facultades de la Universidad Complutense de Madrid en donde estudió.    En los años 80 formó parte del Grupo Zurrumurru que publicó tres discos en euskera.
Itxaso desde muy pequeña vivió en un ambiente musical dentro del entorno familiar, completando estudios de solfeo y piano en las escuelas de música de Balmaseda.    Su estancia para completar estudios de economía con una beca de Erasmus en la ciudad de New Castel en Inglaterra, hizo que aprendiera a tocar la guitarra y fuera parte importante en las reuniones estudiantiles, ampliando su repertorio con canciones de grupos actuales.
La admiración de los dos por el grupo Muse y la coincidencia con su líder Matt Bellamy en el aeropuerto de Bilbao (en realidad Itxaso le pidió un autógrafo y Txipu les hizo una foto con su móvil), les llevó reflejar este apellido en el nombre del dúo.

El Pub R&B de Balmaseda fue su debut musical en el año 2008 y de alguna manera marcó la línea a seguir en las sucesivas actuaciones: versiones acústicas con guitarras, armónica y colaboraciones puntuales de viento (bombardino y trombón de Koke Orrantia) y de la voz y guitarra de Goizalde, hermana de Itxaso.

En las ocasiones que han actuado en el Klaret Antzokia de Balmaseda siempre han colocado el cartel de “no hay entradas” con una calurosa acogida por parte del público asistente que, durante más de dos horas han escuchado las más de veinte canciones de su repertorio y los intermedios humorísticos que relajan un repertorio intenso de canciones “que arañan”.    En el siguiente vídeo podemos disfrutar de una de las canciones del concierto, en la que Itxaso y Txipu, Mucho Bellamy, interpretan la canción “La celestina” de la mejicana Lhasa de Sela, acompañados al bombardino por Coque Orrantia.

Cartel del concierto en el Klaret Antzokia de Balmaseda