Pobeña 1890. Homenaje a la minería tradicional.


Se ha celebrado la cuarta edición de Pobeña 1890, recreanado la venaquería, una actividad comercial que los aldeanos realizaban para conseguir un sobresueldo a sus actividades propias con la estracción de mineral de hierro, acarreándo desde los montes hasta el puerto para su comercialización.    Utilizaban para este fin los carros de bueyes que eran usados en sus explotaciones.

Participan en esta recreación más de cien vecinos de Pobeña, pertenecientes a la Asociación Pobeña Auzolaguna, encargándose de dar vida a los diferentes oficios y clases sociales de finales del siglo XIX.    Así podemos encontrarnos con la típica tienda o abacería en la que “se vendía de todo”, la taberna donde se reunían los parroquianos a finalizar el trabajo, una charriboda donde elaboran morcillas y chorizos, la Rentería encargada de las transacciones comerciales con el mineral extraído, el ganadero hizo una demostración de esquilado de ovejas, las mujeres reparando las redes, las actividades propias de las amas de casa frete al caserío, el herrero, el pañol que se encargaba de tener la herramienta en perfecto estado, el notario, las bordadoras, tejedoras, zorzidoras, las mujeres en el lavadero, etc.    La presencia de los propietarios de las minas y sus familias daban un toque de distinción social frente a las clases trabajadoras.

La familia propietaria de la mina.

Al no poder acceder al puerto con la nave Cantu Santa Ana, recuperada por los armadores de Castro-Urdiales, porque la marea no hacía posible su atraque, los castreños trajeron para la ocasión un “botrino” recientemente reparado, donde los jóvenes depositaron los cestos de mineral de hierro.

Ambientación en las calles de Pobeña.

Después de la comida popular se hizo un homenaje al minero local Ramón Marcos Zorrilla, recogiendo los regolos sus hijos.    La coral Virgen del Carmen de Castro-Uridiales amenizó el día con sus continuas interpretaciones de canciones populares, tanto marineras como mineras.

Exposición de pintura de Tomás Sobrino. Elizondo. Baztan


En Arizkunenea Kultur Etxeko de Elizondo en el Valle de Baztan, Navarra, expone el pintor local Tomás Sobrino Habans su colección de pinturas titulada “escuchando el paisaje” pudiendo ser visitada desde el 23 de julio hasta el 2 de septiembre.

Se trata de una visión personal de los paisajes baztaneses en diversas épocas del año, cada una con su encanto y particularidad.     El pintor nos explica también su faceta como promotor y pedagogo de los jóvenes pintores, junto a otro pintor local, José Maria Apezetxea, que vienen desarrollado desde hace añós unos cursillos de verano para enseñar la técnica pictórica a todas las personas interesadas.

Tomás Sobrino Habans

Durante el verano se pueden visitar también otras exposiciónes de los pintores baztaneses que tradicionalmente abren sus puertas para que los visitantes del Valle de Baztan puedan ver sus obras.    Comienza con la inauguración de la exposición anual de Ana Mari Marín en Elizondo a la que siguen las de José Mari Apezetxea en Errazu, Xabier Soubelet, Jesus Montes en Ciga, el Museo de Santxotena en Arizkun, la exposición permanente de Javier Ciga en el Museo Etnográfico de Elizondo, etc.

José Mari Apezetxea, Amalio García, Tomás Sobrino y Ana Mari Marín

Batelero eguna 2012. Pobeña 1890


El domingo 29 de julio tendrá lugar la tercera edición del Batelero eguna. Pobeña 1890, rememorando el pasado minero de la localidad.    Los vecinos de Pobeña hacen una representación del acarreo del mineral, que extraían en los montes cercanos, cargándolo en carretas tiradas por bueyes hasta el puerto, junto a la ermita del Socorro, donde esperaban los bateles para cargar el mineral rumbo a las ferrerías.

Para dar ambientación al acto, un centenar de pobeñense se ataviarán con la indumentaria típica de la época, mostrando el modo de vida de la comarca a finales del siglo XIX.    Serán alrededor de dos decenas de escenarios en los que se representarán los momentos de la vida cotidiana y los oficios y tareas que realizaban.    Así podremos ver el trabajo en la huerta, las reparadoras de redes, el lavadero donde se runían las mujeres para lavar la ropa y charlar animadamente, las partidas de cartas, la taberna, el notario, etc.

En esta época estaban muy diferenciadas las clases sociales entre burgueses y clases obreras, más humildes.    También hay una representación de la clase burguesa sentados cómodamente a la sombra, tomando un refrigerio, mientras sus niños juegan alrededor.

El acto está organizado por Ayuntamiento y el Centro de Documentación y Divulgación Trueba, recuperando, de esta forma, la vida tradicional de los pobeñenses hace más de cien años.

Arado con bueyes


Arar la tierra para prepararla ante la inminente siembra era una labor común de los caseríos.    Para esta labor se utilizaba el arado, que es una pieza metálica, generalmente de hierro, con una o dos cuchillas que eran las encargadas de remover la tierra antes de proceder a sembrarla.    Esta forma de preparar la tierra, oxigenándola y aumentando su porosidad, favorece el crecimiento de las plantas, aunque ocasiona una mayor erosión y pérdida de nutrientes, procede de los arados romanos que constaban de un mástil al que se unía la pieza de metal.    En un principio el arado era tirado por hombres, después fue evolucionando y la tracción la ejercían los animales, caballos, bueyes, mulas, etc.    En la actualidad es tirado por potentes tractores.    En Castilla es llamado “braván”.

Demostración de arado de la tierra con bueyes.

 

Estas imágenes fueron tomadas en la Villa de Lanestosa durante la celebración del 725 aniversario de su fundación, como uno de los actos del “Mercado Medieval”.    Vemos un arado de doble reja, también llamado “golondrina” por su forma, que es tirado por la pareja de bueyes de la familia Aiarza del barrio de La Herrera de Zalla.

Trabajos agrícolas. Arado tirado por bueyes.

 

El arado Rotherham fue construido en Inglaterra en 1730. Su forma triangular hizo más fácil tirar de él y se adaptó para ser tirado por caballos. Fue construido por el holandés Joseph Foljambe y marca el comienzo de su fabricación industrial. (Wikipedia)

 

Día de Encartaciones 2012 Enkarterri eguna


El sábado 14 de julio se celebró el Día de Encartaciones – Enkarterri eguna 2012 en la localidad de Lanestosa, que hace un mes conmemoró el 725 aniversario de su fundación como Villa.     Viene siendo habitual en los últimos años celebrarlo a mediados del mes de julio, en la Casa de Juntas de Avellaneda, aunque este año se a trasladado a la Villa de Lanestosa con la colaboración de la Asociación Piñaburu y el Ayuntamiento de Lanestosa, además de una treintena de asociaciones y productores encartados que estuvieron presentes en el acto festivo.

Durante la mañana se entregaron unos premios de honor a personas e instituciones encartadas que se han distinguido por promocionar la comarca a través de la cultura y el deporte.    Todos los actos estuvieron presentados por Alex Ugarte junto al historiador local José Manuel Irastorza, encargados de entregar los premios.    En esta edición fueron premiados el Museo Minero de Abanto Zierbena, el montañero de Zalla Unai Llantada, Luis Mari Allende, la Asociación Tejea del Valle de Villaverde y el escritor Karlos Santisteban de Karrantza.

Los premiados junto a José Manuel Irastorza

El grupo de pelota Barbadún de Muskiz realizó una exhibición en el Frontón y el historiador José Manuel Irastorza junto a Javier de la Colina dieron una charla en las Escuelas de Lanestosa sobre los orígenes de la Villa y las mansiones señoriales de Lanestosa.    Después, todos los presentes degustaron una alubiada en el Frontón Municipal.

Organizan / Colaboran:

Lanestosako Udala (Lanestosa)
Piñaburu Kultur Elkartea (Lanestosa)
CDD Trueba DDZ (Enkarterri)
Enarak Dantza Taldea (Las Carreras)
Mendebala (Sopuerta)
Harrigorria Dantza Taldea (Abanto)
Elai-Alai (Portugalete)
Ganbara Argazki Taldea (Sodupe)
FotoSkylight (Balmaseda)
Punta Lucero Kultur Elkartea (Zierbena)
Auzolaguna Elkartea (Pobeña)
Alén Kultur Elkartea (Sopuerta)
Lemuria Elkartea (Sodupe)
Zallako Txistu Eskola (Zalla)
La Quadrako Airea (Güeñes)
Asoc. Cult. Tejea (Valle de Villaverde)
Bihar Txotxongilo Taldea (Sestao)
Peña Bizkaia de Tiragomas (Aranguren)
Escuela Pelotazale Barbadun (Muskiz)
Polunpak Zanpantzar Taldea (Ortuella)
Marrazkiak Ezkerraldea (Ortuella)
Emb. Lombera de Carranza (Karrantza)
Galdamesko Ogia (Galdames)

Habaneras 2012


La charanga de Cámara del “Rioja Express” presenta un año más, esta es la XVI edición, la tradicional noche de las habaneras en los “huequillos” de la Plaza de San Severino de Balmaseda.    En esta edición de 2012, presentan un programa con muchas habaneras típicamente balmasedanas, compuestas por los vecinos de la Villa encartada, Rosa Gómez Pereda, Javier Aguirre “Pesetas” y Aniquín, que fue director de la banda de Balmaseda durante varios años, puesto que Balmaseda tiene un gran tradición de cantar habaneras, en los bares entre “chiquito y chiquito”, en las cenas y celebraciones, incluso la Coral Kolitza de Balmaseda interpreta alguna de estas piezas musicales.

En esta ocasión participan un centenar personas interpretando las habaneras y canciones de toda la vida, tanto de nuestra Villa como del resto de municipios encartados.    Han estado ensayando durante dos meses en el Salón de Actos de la Kultur Etxea de Balmaseda para que esta noche salga todo perfecto.

Se interpretaron varias canciones entre las que estaban: “Volver a Balma” de Rosa Gómez Pereda, “Bajo los Tilos” de Javier Aguirre “Pesetas”, “Tu eres la rosa, yo soy la espina” del maestro Aniquín y “Voy a Balma” del ÑKU con música de Josepe Zuazo.    El concierto “Ven a cantar habaneras y canciones de toda la vida” mantuvo a un gran número de espectadores durante hora y media participando y cantando las piezas que la Charanga de Cámara del “Rioja Express” iba interpretando.    Después de cantar, la Charanga continuó interpretando otras piezas musicales para que los presentes pudieran bailar al son de conocidas canciones populares.

VIDEO

Las fiestas de verano en Balmaseda.


La fiesta en honor a San Roque, el 16 de agosto, se celebra en Balmaseda desde muy antiguo.    Se celebró por primera vez en el año 1585, cuando “a petición de todo el pueblo se le dedicó una procesión con disciplina y cofrades de la Veracruz”, por las pestes que asolaban la Villa.    Con la finalización de las epidemias, la procesión se convirtió en una fiesta popular que ha perdurado hasta comienzos del siglo XXI.    Durante el siglo XVII se organizaban las romerías a San Roque, para pedir por el buen tiempo y los buenos frutos, con la participación de todos los concejales, que a la vuelta celebraban una comida con refresco.
Así continuó celebrándose la fiesta hasta que en 1790 el obispo de la diócesis de Bilbao prohibió los bailes que se celebraban en Balmaseda, incluso no se hicieron las tradicionales corridas de toros.    Esta prohibición duró muy poco, puesto que, al año siguiente se volvió en romería a San Roque, hasta 1808 que dejaron de celebrarse por los avatares políticos de la época, reanudando la “sanrocada”, en 1813, hasta nuestros días.
Después de la romería a San Roque se organizaban bailes, al principio con los tamborileros que subían hasta la ermita y luego tocaban en la Plaza del Mercado (Plaza de San Severino), hasta que más tarde, se encargaba de la música la Banda Municipal y, finalmente, se contrataron grupos y orquestas para amenizar las verbenas.
La fiesta de San Roque está estratégicamente situada en el mes de agosto, después de la fiesta de Nuestra Señora, el día 15, complementada en Balmaseda con la celebración de San Roquillo el día 17, uniendo tres días festivos.    Con el auge de la industrialización, desde finales del siglo XIX y durante el siglo XX y por la consecución de los derechos sociales por parte de los trabajadores, con un mes de vacaciones pagadas, generalmente en el mes de agosto, estas fiestas adquirieron un gran renombre en la zona.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A mediados del siglo XX se hizo típico que el día de San Roquillo, durante la tarde y las verbenas de la noche, la gente acudiera al Frontón con guirnaldas (las mujeres) y sombreros (los hombres), celebrándose también concursos de disfraces entre los más jóvenes, ya que los Carnavales estuvieron prohibidos la segunda mitad del siglo XX.    En estos años, a las 11 de la noche se quemaba una vistosa colección de fuegos artificiales y a la 1 de la madrugada se daba fuego a la traca de fin de fiestas, aunque la verbena continuaba hasta las 5 de la madrugada, para lo que se contrataban dos orquestas turnándose con la música.
También fue tradicional, desde mediados de los 80, que a las 8 ó 9 de la mañana se soltaran unas vaquillas (sokamuturra) para que los más trasnochadores, después de un buen desayuno, corrieran un poco por el Paseo de Martín Mendía, el Parque del Frontón y el puente del Millonario antes de ir a dormir.    Esta práctica terminó poco más tarde, en 1994, debido a los “accidentes” que se producían y cuando el Gobierno Vasco decretó que estos festejos tuvieran un seguro especial para evitar reclamaciones, por lo que nadie estuvo en disposición de asumir el costoso seguro requerido.

A finales de los años 80, comenzó el declive de estas fiestas que habían sido tan populares en Balmaseda durante varios siglos, según se dijo en esas fechas: “por su coincidencia con las fiestas de Bilbao (Aste Nagusia) y la costumbre del veraneo que vaciaba la Villa de parroquianos en el mes de agosto“.    El año 2003 es el último en que se celebran las fiestas de agosto en nuestra Villa, pues la Concejalía de Fiestas del Ayuntamiento de Balmaseda traslada los actos festivos de agosto a las fiestas de El Carmen, en el mes de julio, al principio potenciando estas fiestas con la celebración de actos en el fin de semana anterior y alargando las fiestas hasta el fin de semana siguiente.
En 2004, algunos grupos culturales de la Villa, opuestos a que se suprimieran las fiestas de agosto, organizaron unas fiestas alternativas y un referendum en el que participaron 500 vecinos que mostraron un rotundo SI a favor de las fiestas de Nuestra Señora, San Roque y San Roquillo.   En 2005 se celebraron las fiestas de El Carmen “normales” con sus tres días de fiesta y en agosto no se hizo ninguna celebración.

FOTOGRAFÍAS

Libro:
“Retratos de Balmaseda”

Colecciones particulares:

Natxo Ibargüen
Jesús Repila
Pikizu

Habaneras 2012. Ensayos


Ya se están dando las últimas notas de los ensayos para la gran velada de Habaneras en la Plaza de San Severino el próximo 13 de julio, dando comienzo, al son de la música, a las fiestas de verano en la Villa encartada durante el fin de semana.

Un nutrido grupo de balmasedanos abarrotan desde hace varias semanas el salón de actos de la Kultur Etxea de Balmaseda, dando forma al recital de canciones populares que serán interpretadas en la noche del viernes.    No está compuesto tan sólo por habaneras el repertorio de esta noche de música, sino que también se interpretan otras melodías populares.

Ensayos en el Salón de Actos de la Kultur Etxea de Balmaseda

Vemos que durante los ensayos reina el buen ambiente y las ganas de pasarlo bien, que han sido una tradición en la Villa de Balmaseda.

¡¡¡Enhorabuena!!!

 

 

The Playful ensemble en el Museo de Las Encartaciones


Dentro de la campaña de conciertos veraniegos Saboreart, en varios restaurantes y museos de Las Encartaciones se vienen celebrando conciertos de diversos estilos musicales.    En este caso, ha sido el cuarteto de cuerda The Playful ensemble el que ha dado un excelente concierto en el Museo de Las Encartaciones, con el marco de la exposición del pintor Ismael Fidalgo.

The Playful ensemble

Ofrecieron un concierto variado, con piezas clásicas y música moderna, de algo más de una hora de duración que fue seguido por un grupo reducido de personas que acudieron al Museo de Las Encartaciones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

THE PLAYFUL ENSEMBLE

Es un cuarteto de cuerda bilbaino formado en el año 2000. Sus integrantes formaron parte de la orquesta Jesús Guridi del conservatorio Sociedad Coral de Bilbao bajo la dirección de Gorka Sierra. También de la Eurocamerata, joven orquesta de músicos europeos con sede en Heilbronn (Alemania) cuyo director es Radu Hamzea.

Con dichas formaciones realizan múltiples giras tanto a nivel nacional como europeo, interpretando obras como el Réquiem (G. Fauré), Pedro y el Lobo (Prokofiev), la ópera el Diluvio de Noé (B. Britten) o el Magnificat (J.S. Bach).

The Playful Ensemble ha participado en numerosos eventos tales como bodas, fiestas, exposiciones o congresos.

Sus integrantes han participado además en diversos proyectos musicales para obras de danza y teatro, dentro de otras agrupaciones musicales o como músicos de estudio.

VÍDEO