Palacio Real de la Granja de San Ildefonso. Segovia


Historia

El Palacio Real de la Granja de San Ildefonso comenzó a construirse en el año 1721, bajo el reinado de Felipe V,concibiendo la idea de construir un Palacio en el lugar donde los monjes Jerónimos construyeron una granja en los terrenos donados por los Reyes Católicos en el año 1477, siguiendo el estilo de su abuelo Luis XIV con el Palacio de Versalles, en Francia.    Tenía la intención de retirarse a vivir en él tras abdicar en su hijo Luis, pero la prematura muerte de éste le obligó a volver al trono.    Tras contraer segundas nupcias con Isabel de Farnesio, embelleció y amplió el Palacio y los Jardines.    Felipe V se retiró finalmente al Palacio de la Granja de San Ildefonso y, posteriormente, ha sido usado como residencia de verano por todos los reyes de España hasta Alfonso XIII.

Jardines y Fuentes

Los Jardines cuentan con 26 fuentes monumentales ornamentadas con personajes mitológicos y con fantásticos juegos de agua.    Para surtir de agua a las fuentes se construyó un gran lago artificial en la zona alta de los Jardines, denominado El Mar.    Los Jardines se erigieron bajo la dirección del escultor Renato Carlier con la colaboración de Esteban Boutelou, que era el Jardinero Mayor.    Los grupos escultóricos fueron realizados por Renato Fremin, Juan Thierry y Jacques Bousseau.

La visita

Los Jardines del Real Sitio de la Granja de San Ildefonso están abiertos todo el año, salvo adversidades meteorólogias o actos oficiales en el Palacio Real.    La entrada es gratuita, excepto los días que funcionan las Fuentes Monumentales, San Fernando el 30 de Mayo, Santiago el 25 de Julio y San Luis el 25 de Agosto, Patrón de la Granja.    El resto del año, desde Semana Santa hasta octubre, funcionan sólo cuatro fuentes, los miércoles, sábados y domingos, siempre que la reserva de agua lo permita.

Festividad de San Roque en Lanestosa 2012


La festividad de San Roque tiene una gran tradición entre los nestosanos.    Ya desde 1599 se celebran procesiones con el santo por las calles de la villa encartada.   En la placa situada sobre la entrada de la sacristía de la iglesia de San Pedro Apóstol de la localidad, el Ayuntamiento se compromete y hace voto de guardar esa fiesta para siempre.    Como era habitual durante toda la Edad Media, cuando aparecía una epìdemia de peste, se hacían procesiones con el santo francés rogando que les librara de ese mal.

Las procesiones continúan en la actualidad con más o menos participación según los años, aunque últimamente ha resurgido con fuerza, gracias al trabajo de la Cofradía de San Roque, encargados de organizar los actos.    Comienzan con una misa mayor en la parroquia, tras la cual, se lleva al santo en procesión por las calles de Lanestosa hasta llegar de nuevo a la iglesia de San Pedro Apóstol, donde el santo velará por los nestosanos el resto del año.    En la Plaza Nueva se organiza una comida popular a base de pinchos, chorizos y otros embutidos asados a la parrilla y regados con bebidas variadas, todo ello en abundancia suficiente para dar de comer a todos los nestosanos que lo desean y a los visitantes que se acercan a la villa.

Después de la comida, una orquesta interpreta unos bailables en la misma Plaza Nueva, tras el cual, da comienzo el sorteo de los productos donados o adquiridos por la organización.    Todos los actos son sufragados por la Cofradía de San Roque con la colaboración del Ayuntamiento de Lanestosa.

 

Curso de pintura al aire libre en el Baztan.


El pintor local, Tomás Sobrino Habans, ha realizado un nuevo curso de pintura al aire libre por el Valle de Baztan entre los días 1 y 14 de agosto de 2012, siendo ésta la XVIII edición.    Se trata de un curso de pintura para adultos con un máximo de diez alumnos, para poder ofrecer una atención continua y personalizada.    El curso se desarrolló los días 1 al 3, 6 al 10, 13 y 14 de agosto, en horario de 9.30 a 13.30 horas.

Durante este curso, los alumnos realizaron tres obras bajo la tutela y asesoramiento de Tomás Sobrino, en tres lugares distintos del Valle de Baztan.    Se trata de pintar directamente del natural, por los distintos pueblos del Valle de Baztan,  plasmando las emociones sentidas en contacto con la naturaleza.

Curso de pintura al aire libre en Baztan

En este curso vamos a aprender a mirar, sin prisas, despacio, pasando todo el tiempo que necesitemos y veremos que en ese proceso de mirar podemos encontrar todo un mundo de sensaciones nuevas que precisamente son las que tienen que ver con nosotros mismos, con lo que somos cada uno de nosotros y descubriremos las herramientas que tiene la técnica de la pintura y el dibujo para intentar plasmar todas esas emociones”.

Día del hierro. Burdin eguna. Urdazubi /Urdax


Si en un artículo anterior “Pobeña 1890. Homenaje a la minería tradicional” trataba sobre la extracción del mineral de hierro en las minas de Triano por parte de los aldeanos y su transporte hasta la costa, donde era embarcado en barcos venaqueros para su distribución por las ferrerías de la corona de Castilla en el Cantábrico, desde Bayona (Galicia) hasta Urdax (Navarra), ahora voy a tratar sobre el destino final de ese mineral.

Durante más de cinco siglos el mineral de hierro de las minas encartadas era muy codiciado por su alto valor y fácil transformación, lo que representó una actividad muy lucrativa para los encartados y marinos de la costa vizcaína.    El mineral era extraído fácilmente de los cotos mineros y transportado en carros tirados por bueyes hasta la costa, donde los barcos venaqueros lo llevaban por cabotaje a todas las ferrerías de la costa cantábrica.    Esta actividad desapareció hacia 1876, tras la segunda Guerra Carlista, perdiendo los encartados el derecho a la explotación de sus minas, dando comienzo a la explotación industrial.

Para llegar a Urdazubi / Urdax, el mineral salía del puerto de Pobeña hasta el puerto de Donibane Lohitzun (San Juan de Luz), remontando posteriormente el río Nivelle, siendo transportado, en su tramo final, por carros de bueyes o mulas.

La industria sidelúrgica de Urdax se remonta a comienzos del siglo XV.    La cultura ferrona del valle se relaciona con el Monasterio de los Premostratenses, del que Urdax fue un islote feudal hasta 1774.    A mediados del siglo XVII, estas ferrerías daban trabajo a unas doscientas personas.    En el siglo XVIII se contaban las ferrerías de Masakoleta, Olakobizkarra, Olaburukolanda, Landibar y la problemática de Bekeola en Azpilikueta, propiedad a medias del Monasterio de San Salvador y del Señorío de Baztan.    La explotación sidelúrgica en Urdax terminó con la invasión de castigo de los Convencionales en 1793, finalizando definitivamente en 1836.

Cartel del Día del hierro / Burdin eguna en Urdax

La villa de Urdax nació hacia el siglo XV bajo el dominio del Monasterio de San Salvador, consiguiendo su segregación en 1774.    Los primeros asentamientos datan del Paleolítico.    Urdax se encuentra enclavado en una depresión recorrida por la regata Urgarana.    En las calles de la localidad podemos apreciar varias casas blasonadas con escudos de armas, pertenecientes a indianos.

El Monasterio de San Salvador se fundó en el siglo IX, perteneciendo a la Orden Premostratense.    Sus abades tenían voz y voto en las Cortes de Navarra.    A lo largo de su historia ha sufrido dos grandes incendios, uno en 1526, cuando Navarra perdió su independencia y otro en 1793, durante la guerra de la Convención, cuando las tropas revolucionarias frnacesas saquearon e incendiaron el Monasterio, destruyendo sus dependencias, los molinos y las ferrerías, quemando también su biblioteca, que contenía más de 9.000 volúmenes.    Los monjes Premostratense abandonaron el Monasterio a partir de 1839, quedando su iglesia como parroquia.    Tiene un hermoso claustro y fue hospital de peregrinos al estar asentado en el Camino de Santiago baztanés.

Elizondo. Baztan


Elizondo es la capital administrativa y centro comercial del Valle de Baztan, donde se concentra la mayor parte de la actividad comercial, con una población de 3.300 habitantes.    Baztan está situado al norte de Navarra, siendo el municipio más extenso de la Comunidad Autónoma, pues cuenta con 377 kilómetros cuadrados y una población total de 7.900 habitantes, dividido en una serie de enclaves que forman el municipio Baztandarra: Almandoz, Berroeta, Aniz, Ziga, Oronoz, Arraioz, Irurita, Gartzain, Lekaroz, Elizondo, Elbete, Arizkun, Azpilkueta, Erratzu y Amaiur.

Está atravesado por el río Baztan, que al llegar a la Casa Arizkunenea, actual Casa de Cultura, hace un recodo de excepcional belleza hasta llegar al puente Antxitonea.    Desde el paseo podemos disfrutar de la vista trasera de los edificios singulares de la calle Jaime Urrutia.

Celebra sus fiestas patronales el 25 de julio, Santiago Apóstol, a cuya advocación está dedicada la iglesia de Elizondo.    En estas fechas se celebra el Baztandarren Eguna, con desfile de carrozas de cada uno de los lugares que forman el Valle, se baila la Mutildantza, que es el baile más representativo de Baztan bailado por chicos girando en círculo en sentido contrario a las agujas del reloj.    Posteriormente, se reunen todos en una comida popular y por la noche continúa el baile.

Plaza y Casa Consistorial de Elizondo

En Elizondo podemos contemplar una serie de casas y palacios singulares:  la Casa Consistorial y Paularena, ambas del siglo XIX, el Palacio barroco de Arizkunenea, de estilo francés, construido en 1730, las casas Poskonea, Istekonea y Apezenea, todas ellas en la calle Jaime Urrutia donde también se encuentran los arcos frente al antiguo Mercado de Abastos, actual Biblioteca Municipal.    Atravesando el puente Antxitonea, nos encontramos con el Trinkete Antxitonea, que es una preciosa instalación deportiva en el que puede ver campeonatos de pelota y desde donde tenemos una vista encantadora de Txokoto.    Siguiendo el curso del río Baztan, hacia el otro lado, nos encontramos con el Museo Etnográfico, que alberga una magnífica colección de pinturas de Javier Ciga.

Palacio Paularena

Elizondo y todo el Valle de Baztan se prestan a una visita sosegada, llena de encanto por los maravillosos paisajes baztaneses.

Nuestra Señora de Las Nieves. Danzantes de Lanestosa


Como cada 5 de agosto, festividad de Nª. Sª. de Las Nieves, se celebra en la Villa de Lanestosa la Danza de los Arcos Floridos para homenajear a su patrona.

Es una danza antigua en la que los danzantes ejecutan un complicado baile sujetando unos arcos hechos con varas de unos 2 ó 3 metros de longitud, a las que se le han pegado cintas de papel de vistosos colores.    Van ataviados con camisa, pantalón y alpargatas blancos, llevando además un fajín rojo y colorido pañuelo anudado al cuello.    El número de danzantes es variable, siemdo siempre número impar, situándose en dos filas, sujetando en cada mano un arco proveniente del danzante anterior y el otro hacia el danzante posterior.    Al frente de la formación se sitúa, entre los dos danzantes, otro que hace las veces de “capitán” y es el encargado de dirigir los movimientos.     De esta forma, todos los danzantes están unidos por las varas que portan.    Los movimientos de la danza se realizan sin soltar las varas, excepto cuando se forma en fila.

Comienza el ritual con los danzantes acudiendo al Ayuntamiento para escoltar a las autoridades hasta la iglesia de San Pedro, donde se celebra la misa mayor.    Una vez finalizada, los danzantes forman junto a la puerta principal esperando la salida de la virgen de Las Nieves, comenzando un recorrido por las calles de la Villa.    Durante el trayecto, los danzantes ejecutan la danza al son de los txitus.    Este año 2012, han sido tres los grupos de danzantes que acompañaban a la virgen, el grupo de mayores a la cabeza, seguido de los jóvenes y, tras la imagen de la virgen y las autoridades, el grupo de los más pequeños.

Después del recorrido por las calles se llega a la Plaza Nueva, donde bailan la Danza de Lanestosa los tres grupos participantes, uno tras otro, tras lo cual, se baila el aurresku en honor de la Virgen de Las Nieves y se canta una Salve por todos los asistentes.    Para terminar los actos, los danzantes acompañan a las autoridades municipales hasta el Ayuntamiento.

Por la tarde, un grupo de danzantes, acompañados por los txistularis, recorren las calles de la Villa parándose en cada casa, ejecutando la danza y dando “vivas” a los moradores de cada vivienda, recogiendo las donaciones de los vecinos.

Cartel de fiestas de Lanestosa 2012