Castillo de Clavijo. La Rioja


El pueblo de Clavijo y su castillo

Localización

El Castillo está ubicado en el término de Clavijo (La Rioja), hoy en estado semiderruído, el cual se halla en el paraje denominado “Castillo”, ocupando una superficie de 1.000 metros cuadrados, de los cuales 200 metros se hallan edificados y 800 metros cuadrados descubiertos. Está constituído por una muralla de unos 85 metros de largo por 1,50 metros de grueso, en la que existen cuatro torreones o cubos, siendo sus linderos por la derecha, izquierda y fondo, con terrenos eriales propiedad del municipio de Clavijo.

El castillo se alza sobre una gran roca

Vista general del castillo

En la actualidad se mantiene en pie del Castillo, una muralla que defendía la parte que mira al pueblo, el único lado accesible a la roca sobre la que asiente -señala Cesáreo Goicoechea en su libro “Castillos de La Rioja”– y añade que “la mellada sierra de sus almenas corre a lo largo de todo el muro. Los desmochados cubos de los revellines que cubren la amurallada cortina y la gran torre todavía dan cierta solemnidad a los restos de lo que debió ser inexpugnable fortaleza”.

Notas históricas

Acceso al castillo con la torre del homenaje y la Cruz de Santiago

Acceso al castillo

El Castillo de Clavijo, según los expertos, parece ser obra del siglo XI. Algunos historiadores lo hacen coetáneo del primitivo Monasterio de San Prudencio, el cual ya existía como tal en la era del 988 (año 960). Sin embargo, Lorenzo Merino Barragán, quien fuera cura de Clavijo, dice en su obra “Perfiles Jacobeos” (editada en 1954), que antes de esa época ya existía el primitivo Castillo en el lugar denominado “Castillo antiguo”, al que sustituyó el actual.

La Cruz de Santiago

En los documentos del Solar de Valdeosera ya se menciona dicho castillo que fue tomado en la Batalla de Clavijo con la protección del Apóstol Santiago por don Sancho Fernández de Tejada con sus mesnadas; “arrancó -dice- de su más alta almena la enseña de la media luna y colocó en su lugar la bandera de la Cruz de Pelayo”.

Acceso y muralla

En la era de 988 (a. 960), el Conde Fernán González, cogido por sorpresa en Cirueña por el Rey de Navarra, don García Sánchez, fue llevado preso primeramente a Pamplona y después al Castillo de Clavijo, de donde más tarde se le trasladó al castillo de Tobía.

Vista lateral de la muralla

En 1177 el Castillo de Clavijo es reclamado junto a otras fortalezas por el Rey de Navarra, D. Sancho VII, en virtud del compromiso concertado el año anterior con Alfonso VIII de Castilla.

Acceso al castillo desde el interior

El 12 de febrero de 1285 el Rey D. Sancho IV confirmaba el privilegio que él mismo había concedido, siendo infante, por el cual donaba el Castillo de Clavijo con la mampuesta y la villa de ese mismo lugar al Consejo y vecinos de Logroño “para mío seruiçio que me fezieron en cobrar e ganar el castillo de Clavijo que tenie don Johan Alfonso de Faro e punnana en me deseruir quanto podie con él”(Archivo Municipal de Logroño, sig. 1-13).

La muralla desde el interior

En 1396, Diego López de Zúñiga, Justicia Mayor del Rey de Castilla -según se recoge en el libro “Castillos y fortalezas de La Rioja” de José Gabriel Moya Valgañón y otros- dio a su hijo Iñigo, casado con Juana, hija bastarda del Rey de Navarra Carlos III el Noble, cuatro aldeas en el Obispado de Calahorra: Clavijo, Baños, Huércanos y Bobadilla, como regalo de bodas. En el año 1414, María Díaz hacía testamento con disposiciones sobre su enterramiento en la Concatedral de la Redonda. Otrosy conozco que me debe Diego Sánchez de Ribafrecha, Castillero de Clavijo cuarenta maravedis”.

Torre del homenaje

Cruz de Santiago sobre un torreón

En 1440, Juan II de Castilla concedió las tenencias de las fortalezas de Alfaro y Clavijo a Juan de Luna, hijo de Juan Hurtado de Mendoza que fue merino mayor del Reino y sobrino de D. Alvaro de Luna, Condestable de Castilla.

En 1476, D. Pedro de Zúñiga, hijo mayor de Diego López de Zúñiga, señor de Clavijo, vendía la villa y castillo (con otros lugares) a los Condes de Aguilar, señores de Cameros (Angel Casimiro de Govantes. Diccionario Geográfico-histórico de La Rioja 1846, pág. 60), por 400.000 maravedís.

Tras la conquista de Viguera y Nájera por los pamploneses y leoneses, la fortaleza debió perder su operatividad original que era defender la frontera o el valle, por lo que Sancho III la donó al Monasterio de San Martín de Albelda.

El aljibe. Al fondo el Valle del Iregua y la ciudad de Logroño

Cuando La Rioja fue incorporada a Castilla, volvió a cobrar de nuevo el protagonismo inicial, al convertirse en zona fronteriza con Navarra y Aragón.

En los últimos años del siglo XIV y durante todo el siglo XV, los continuos cambios de propiedad reflejan con extrema claridad la turbulenta época que vivió la Corona de Castilla.

Arco de entrada al castillo y muralla

Consevación

El Castillo de Clavijo, bien de interés cultural europeo, fue declarado Monumento por Decreto de 3 de junio de 1931 (Gaceta de Madrid de 4 de junio de 1931) y fue donado a la entonces Diputación Provincial de Logroño por el Estado Español. Según reza en escritura pública de 24 de mayo de 1969, ante el notario José Antonio Escartín Ipiens, firmada de una parte por el Ilmo. Sr. Director General del Patrimonio del Estado, D. Vicente Díez del Corral y Sánchez y el Ilmo. Sr. Delegado de Hacienda de Logroño, D. José Argiles Arregui, y de otra parte el Ilmo. Sr. Presidente de la Excma. Diputación Provincial, D. Rufino Briones Matute. Por ello, se comprometía la Diputación Provincial de Logroño a acometer obras de consolidación y conservación necesarias “para mantenerlo dignamente”.

Arco califal de entrada

En los años 1970 y 1971 se llevan a cabo obras de consolidación que fueron paralizadas. El arquitecto Julio Sabrás Farias, escribe en la obra “Castillos de La Rioja”.    Las obras de restauración y conservación consistieron en la consolidación de parte del lienzo de murallas, la reconstrucción de una puerta de acceso en forma de herradura de módulo califal, parte de los merlones de coronación, una torrecilla del extremo sur-oeste de la muralla y un cerramiento de un hueco existente en el lienzo de muralla norte.    Sin embargo, la muralla continúa deteriorándose de forma progresiva, produciéndose continuos desprendimientos de piedras.

Castillo de Clavijo

El 15 de noviembre de 1990 la Comisión del Patrimonio Histórico-Artístico de La Rioja acuerda la conveniencia y necesidad “de proceder a la consolidación de la parte de la muralla y de la torre del homenaje que no se vieron afectadas por las obras de restauración llevadas a cabo en los años 1970 y 1971. También deberán consolidarse y arreglarse los caminos, tanto de acceso al hueco de entrada como los interiores a derecha e izquierda del mismo”.

Torre del homenaje

El informe de la Comisión del Patrimonio Histórico-Artístico de La Rioja entiende “que no puede pretenderse una protección sobre el sinuoso perfil de la cortada en la que se asienta el Castillo, ya que quedaría totalmente destruída la imagen del Monumento y su esencial característica, que justifica su situación como baluarte defensivo sobre la roca”.    En 2000-2002 se llevó a cabo la segunda fase de las obras de consolidación del castillo, realizando obras de consolidación del lienzo del muro que delimita el recinto alto del castillo y la protección de los espacios abiertos que suponían riesgo para los visitantes. También se continuó con el estudio arqueológico, descubriéndose la base de cimentación de la muralla norte y del muro.

Emplazamiento del castillo sobre una gran roca

En el año 2008 se elabora por parte del Gobierno de La Rioja en colaboración con la Asociación Española de Amigos de los Castillos, una base documental para el plan de protección de los castillos en La Rioja, en el que se incluye el castillo de Clavijo, que sienta las bases para la posterior elaboración de un Plan Director. En el mismo participan arquitectos, historiadores y arqueólogos bajo la dirección del arquitecto Jesús Marino Pascual.

Vista de la muralla desde la base

En dicha base documental se señala que la situación actual es que “se ha conseguido una consolidación de su ruina frenando el deterioro físico que vino padeciendo en una situación de abandono y olvido pese a su calificación como Monumento Histórico en el año 1931″, y que se ha puesto en evidencia con la actuación arqueológica, la existencia de restos y vestigios existentes y que hasta la fecha permenecían ocultos.

Fuente documental. Ayuntamiento de Clavijo.   ENLACE

.

Pulsar sobre las fotos para verlas más grandes.

______________________________________

.

Sesión. Mairim Fedes 3


Una nueva sesión con la modelo Mairim Fedes, que luce un vistoso vestido en tonos rojos y morados realizado totalmente en papel.    El diseño es de Roberta Petit.    La sesión se realizó en el Parque Arenatxarte de Güeñes, durante el desfile del concurso internacional de vestidos de papel en su edición 2012.

Primeros colores del otoño


El otoño

Es una de las cuatro estaciones del año en la que se realizan las cosechas y las plantas se preparan para pasar el invierno.    En el hemisferio norte comienza el 23 de septiembre y finaliza el 21 de diciembre, coincidiendo con el solsticio de invierno.    En esta época del año, las plantas de hoja caduca comienzan a adquirir un tono amarillento, luego se convierte en tono rojizo y, finalmente, pierden todas las hojas.

Estas fotografías han sido realizadas en los valles de Soba (Cantabria), Mena (Burgos) y Encartaciones (Bizkaia), donde ha comenzado a ser visible el otoño.    Este reportaje fotográfico es una pequeña muestra de los tonos que van adquiriendo nuestros montes en la primera quincena de octubre.     Cuando la estación avance un poco más y se aprecien mejor las tonalidades otoñales, realizaré otro reportaje.    Mientras tanto, quedan estas fotos como muestra de “nuestro” otoño.

El desfiladero de La Yecla. Burgos


Al sur de la provincia de Burgos, a tres km. de Santo Domingo de Silos encontramos un paraje natural de gran belleza y singularidad, accesible para todas las personas por su escasa dificultad, siendo una experiencia única para poder disfrutar de un estrecho cañón, que de otro modo sería tan sólo accesible para los deportistas de barranquismo.

Se llega a través de la carretera que une Aranda de Duero con Soria por Salas de los Infantes o desde Lerma por la carretera que la una con Salas de los Infantes, antes de llegar a Santo Domingo hay que desviarse hacia Hinojar de Cervera por donde continuaremos hasta llegar a los túneles por los que continua la carretera.    A la salida del túnel hay un pequeño aparcamiento donde podremos dejar el vehículo y comenzaremos la travesía del desfiladero.

 

 

Desde la boca del túnel bajamos por una estrecha escalera hasta la entrada al desfiladero.    El recorrido por la garganta se realiza por una pasarela de cemento con barandilla de hierro suspendida sobre el arroyo que transcurre al fondo del barranco.    Atravesamos una serie de puentes y pasarelas permiten recorrer la garganta con una longitud de unos 600 metros, pudiendo observar en todo momento las cascadas y pozas que forma el arroyo.    La Yecla es un desfiladero pequeño y con una anchura escasa, en varios puntos del trayecto podremos tocar con ambas manos las dos paredes de esta angosta garganta.

La zona del Desfiladero de la Yecla está enclavado en la Sierra de la Demanda, dentro de la Ribera del río Arlanza.    En sus empinadas rocas de gran belleza, anidan las especies rapaces, como el buitres leonados, águilas calzadas, alimoches, búho real y gran variedad también de aves acuáticas, además podremos visitar extensos bosques de sabina albar y encinas.

Después podremos continuar nuestro recorrido visitando, en pocos kilómetros a la redonda y formando un triángulo, tres lugares patrimoniales de enorme interés cultural: las ruinas del monasterio de Arlanza, donde fue enterrado el conde Fernan Gonzalez  de Castilla que fue después el primer rey de Castilla, la villa medieval de Covarrubias y el claustro románico de Santo Domingo de Silos y sus casas blasonadas.    Para los amantes del senderismo, un poco más distante está el Cañón del Río Lobos, una ruta de gran valor paisajístico.

Sesión Deitze 2. Chica manga


Una nueva sesión con la joven modelo Deitze, esta vez en el papel de “chica manga”.    El “manga japonés” es un estilo que tiene muchos adeptos, principalmente entre la población más joven.    Es un estilo llamativo y provocativo basado en las publicaciones y series “anime japonés”.    Comenzó a ser conocido por la publicación de “Akira” de Katsuhiro Otomo, en 1982 y su posterior versión cinematográfica.     El término manga combina los kanji correspondientes a informal (漫 man) y dibujo (画 ga).

A principios de los noventa, el mangaka (dibujante de manga) Akira Toriyama, creador de las famosas series Dragon Ball y Dr. Slump, ambas caracterizadas por un humor picante, irreverente y absurdo, quien popularizó el estilo.    Existen también infinidad de video juegos de estilo “manga”.

 

 

 

Sesión. Deitze 1. Gótico


Sesión con la joven modelo Deitze junto a unas ruinas.    Es una sesión fotográfica de estilo gótico, identificados con los gustos de la modelo, que ha sido la que ha aportado y diseñado el modelo que luce.