Panorámicas de otoño


Otoño 2015

Mientras paseo por mi entorno voy observando los cambios que se producen a mi alrededor, como consecuencia directa de la estación otoñal.  El paisaje se va transformando, preparándose para el inminente invierno, aunque todavía queda tiempo para disfrutar los días soleados.

Como ya he comentado en alguna otra ocasión, el otoño es una época del año en la que la práctica de la fotografía adquiere una belleza intensa, los colores ocres mezclados con los verdes y los cielos dominados por un fuerte azul salpicado de nubes blancas, imprimen una estampa colorida a las imágenes.

Panorama_Paisaje-01

En esta ocasión he realizado una serie de panorámicas extremas utilizando la técnica que nos ofrece Photoshop para unir varias fotografías en una sola, PhotoMerge.  Haciendo una serie de fotografías consecutivas en la que la siguiente debe contener, por lo menos, un tercio de la fotografía anterior y así consecutivamente hasta terminar la serie, se consiguen panorámicas extremas.  De esta forma, se puede abarcar el ángulo que deseemos, sin la limitación de los objetivos, hasta mostrar los 360 grados a nuestro alrededor en una sola imagen.

Esta serie muestra una colección de fotografías que abarcan entre los 100 y los 250 grados, dado que para la fotografía de paisaje, mostrar los 360 grados da como resultado una imagen extraña.

 

Al avanzar la estación en los bosques de hoja perenne, los árboles pierden sus hojas cubriendo el suelo, como un manto marrón, una alfombra mullida que confiere una nueva visión del paisaje.  Para estas imágenes funciona bien el contraluz, aunque hay que tener la precaución de tapar el sol con un tronco o rama para evitar los “flares”, esos puntos de luz a lo largo de la imagen que se producen al incidir el sol directamente sobre el cristal del objetivo.

En estos días soleados de otoño es agradable pasear por nuestro entorno, siempre provisto de una cámara fotográfica, para captar esos momentos especiales de luz y color, antes de que un manto blanco de hielo o nieve lo cubra todo… pero eso supondrá también otro motivo fotográfico.

Nieblas de otoño


“Veranillo de San Martín”

Es otoño, concretamente el día 11 del mes de noviembre, festividad de San Martín y, como el saber popular nos indica, llega el tiempo del “veranillo de San Martín”, unos días de tiempo veraniego antes de la llegada del crudo invierno.  No es que sea una afirmación categórica y que deba cumplirse obligatoriamente, ya que el tiempo es variable y no está sujeto a ninguna indicación del calendario pero, si nuestros mayores hicieron popular el dicho, algo de cierto debe haber.  En esta misma época, unos años ha nevado y otros ha llovido incesantemente, pero los refranes y los dichos populares no se basan en lo que ocurre un año u otro sino, más bien, en el estudio de un periodo de tiempo más largo.

El caso es, que este año se está cumpliendo con creces esta denominación que la sabiduría popular ha creado.  El mes de noviembre está siendo, por lo general, seco y soleado en la mayor parte de la geografía nacional.  Las noches son frías y los días, cuando el sol se abre camino a través de la niebla, son calurosos.  Y eso es lo que reflejo en esta colección de fotografías, las nieblas matinales antes de que el sol las disuelva.

.

Todas las épocas del año son buenas para tomar fotografías, pero el otoño tiene algo especial, algo mágico que lo hace distinto, desde los poderosos colores ocres que tiñen los bosques en esta estación, a las sugerentes imágenes que nos ofrecen los paisajes envueltos en la niebla.

.

Hojas de otoño


Con la llegada del otoño, como cada año, las hojas de los árboles tornan su color verde por amarillos y ocres, dando fin al ciclo que comienza en la primavera.

En esta época otoñal, los paisajes de los bosques poblados de árboles autóctonos, encinas, robles y hayas principalmente, adquieren unos colores intensos, dotándolos de una gran belleza.

Es un verdadero placer pasear por un bosque en esta estación, sobre todo, como en mi caso, provisto de una cámara de fotos con la que buscar esas imágenes que luego, una vez en casa, vuelvo a disfrutar  eligiendo las más llamativas.

.