Old Glasses. Creedence Clearwater Revival


Fiestas de San Severino (sábado 20-10-2018)

 

Cartel Old Glasses. Balmaseda 2018.jpgEl grupo local de Rock&Roll, Old Glasses, ofreció un concierto en la plaza de San Severino de Balmaseda con motivo de las fiestas patronales 2018.

La tercera canción de este concierto fue “Fortunate son”  (1969) de Creedence Clearwater Revival, aparecida en su álbum “Willy and the Poor Boys“, que ha sido versioneada por Pearl Jam o el mismísimo Bruce Springsteen. El autor de la canción fue el lider del grupo Creedence Clearwater Revival, John Fogerty.

 

______________________________________

Letra traducida de la canción:

Algunas personas nacen hechas para ondear la bandera.
Ooh, son rojos, blancos y azules.
Y cuando la banda toca “Hail to the chief”.
Oh, te apuntan el cañón, Señor
No soy yo, no soy yo, no soy hijo de senador, hijo
No soy yo, no soy yo, no soy afortunado, no
Algunas personas nacen con cuchara de plata en la mano.
Señor, no se ayudan a sí mismos, oh
Pero cuando el taxista llega a la puerta.
Señor, la casa parece una venta de artículos usados, sí.
No soy yo, no soy yo, no soy el hijo de un millonario, no
No soy yo, no soy yo, no soy afortunado, no
Algunas personas heredan los ojos estrellados
Oh, te envían a la guerra, Señor
Y cuando les preguntas, “¿Cuánto debemos dar?”
Ooh, ellos solo responden “¡Más! ¡Más! ¡Más!” yoh
No soy yo, no soy yo, no soy un hijo de militar, hijo
No soy yo, no soy yo, no soy afortunado, uno
No soy yo, no soy yo, no soy afortunado, no, no, no.
No soy yo, no soy yo, no soy un hijo afortunado, no, no, no.

___________________________________

Este es el vídeo de esta canción.

VÍDEO

____________________________________________________________________________________

En fechas posteriores iré subiendo el resto del concierto que merece
la pena ser visionado por todos los aficionados a la buena música.

 

 

_______________________________________________________________________________________________________

 

El último atardecer de invierno


19 de marzo de 2017

En la última tarde del invierno, justo antes de que la primavera hiciera su aparición en la mañana del día 20, subí al puerto de Rivas para contemplar la puesta de sol, que en esta zona siempre tiene unos tonos rojizos anaranjados.

Desde esta ubicación el sol se pone detrás del monte Toloño,
remarcando su silueta a contraluz,
acentuada por la abundante nubosidad de esta tarde

Tuve la suerte de que el cielo fue cambiando de colores a  medida que el sol se iba ocultando tras el macizo de la Sierra Cantabria, dejando un tono morado-majenta en toda la Rioja Alta y en los pueblos de la Sonsierra riojana.  Fue un espectáculo de color cambiante que fui fotografiando desde mi emplazamiento en lo alto del puerto de Rivas.  La tarde estaba muy fría, por el incesante viento helador pero las ganas de recoger aquellos momentos fue mayor que la sensación de frío.

Este es el resultado de esa tarde de San José, día del padre, en la última puesta de sol del invierno.  Esta es la secuencia de los cambios de colores a medida que se hacía de noche, comenzando por el cielo azul nublado hasta los tonos majentas y morados del final de la secuencia.

Paseo por Vitoria al atardecer


Noche de invierno de 2017

Hace unos días me acerqué a la ciudad de Vitoria para unas gestiones y, como ya era la hora de la puesta del sol, decidí esperar hasta que se hiciera de noche para hacer unas fotos por los alrededores de la plaza de la Virgen Blanca.

Todas las ciudades, con su iluminación artificial, ofrecen bellas imágenes nocturnas si se tiene la precaución de estabilizar la cámara con un trípode, pues al disponer de menos cantidad de luz que durante el día las fotos hay que realizarlas a velocidades muy bajas, cerca de 1 segundo por foto, dependiendo del ISO elegido.

En estos casos hay que “ver la luz”, es decir,
tenemos que elegir motivos en los que la luz
juege un papel importante al ser la única
iluminación de la que disponemos

vitoria-noche-0005La combinación de iluminaciones con sus distintos colores por su “temperatura color”, según la escala Kelvin, matizado con la luz solar anaranjada del atardecer o los cielos “añiles” de las últimas horas de la tarde, darán a nuestras imágenes la fuerza compositiva necesaria.

Este es el resultado de esta tarde de paseo por la ciudad de Vitoria provisto de una cámara fotográfica.  Espero que os guste el resultado…

.

Los inicios de la popularización de la fotografía


Kodak Instamatic

Las primeras cámaras fotográficas de la marca Kodak con la denominación Instamatic se pusieron a la venta a comienzos de 1963 al precio de 16 $ (unas 960 pesetas de la época, con el dólar a 60 pesetas).  Cargaban un cartucho estanco de película en formato 126 que no había que manipular, tan sólo introducir y disparar.

En España el primer Salario Mínimo Interprofesional
se fijó en 60 pesetas en el mes de octubre de 1963

Estaba claro que la práctica de la fotografía estaba tan sólo al alcance de unos pocos, ya que, para la mayoría de la población era un gasto que no se podían permitir con una salario mensual de 60 pesetas, necesitando el sueldo de un año entero para adquirir una de éstas cámaras fotográficas.  Sería en la década de los 70, con unos salarios más cuantiosos (en el año 1973 el Salario Mínimo Interprofesional se situó en las 225 pesetas, ¡¡en 10 años se había cuadruplicado!!), cuando comenzó la verdadera popularización de la práctica de la fotografía.

El aumento de las retribuciones mensuales y los precios de las cámaras,
cada vez más asequibles, 
hicieron que fueran más los aficionados
que se acercaron al mundo de la fotografía

El formato Instamatic, inventado por Kodak, obtuvo un éxito inmediato en todo el mundo, introduciendo la fotografía de bajo costo, utilizando cartuchos de película del formato 126, mucho más pequeño que el estandar de 24 milímetros, pero que no necesitaban manipulación por parte de los usuarios, tan sólo cargar y disparar.

La primera cámara Instamatic fue el modelo 50.  A este le siguieron una gran cantidad de modelos de la gama 100 – 200 – 300 – 400 y 500 hasta la gama 800-804, comercializándose posteriormente los modelos Pocket Instamatic.  A partir de la Kodak Instamatic 100 las cámaras estaban dotadas de un pequeño flash.

Varios modelos de la gama Kodak Instamatic

Entre los años 1963 y 1970 se fabricaron más de 50 millones de cámaras Instamatic.  La empresa Kodak, en una campaña para fidelizar a sus clientes y obtener beneficios del consumo de películas, regaló un gran número de cámaras a principios de los años 70 en una promoción conjunta con toallas de papel Scott.

El 7 de abril del año 1966, la revista La Actualidad Española, en su número 744, publicó el anuncio a cuatro páginas de la Kodak Instamatic 104 con “Cuboflash” al precio de 999 pesetas, en el que ponía: “Ya sabe Vd. que fotografiar con Instamatic es: ABRIR, CARGAR Y DISPARAR.  Ahora la Instamatic 104 llega con una ventaja más revolucionaria. ¡CUBOFLASH!.  Para las fotos en interiores, la nueva Kodak Instamatic 104 le ofrece comodidad, sencillez y seguridad.  Con CUBOFLASH pueden hacerse 4 fotos seguidas sin cambiar de lámparas.  ¡Una perfecta secuencia gráfica!.  No deje de ver la nueva Kodak Instamatic 104.”

Supuso realmente una revolución para la mayoría de los usuarios
que no tenían conocimientos técnicos de fotografía,
porque simplificó la forma de capturar imágenes
hasta lo más sencillo: “abrir, cargar y disparar”.

A partir del año 1972, la firma Kodak presentó la serie Pocket Instamatic, con película de 110 (auún más pequeña) con el mismo diseño de carga fácil.  Al ser un formato de película más pequeño se redujo el tamaño de las cámaras, que ya no eran en formato vertical sino que ahora se manejaban poniendo la cámara horizontalmente.  En menos de tres años se puesieron a la venta más de 25 millones de cámaras del nuevo formato, manteniéndose operativo hasta la década de los 90.

Varios modelos de la gama Kodak Pocket Instamatic

A partir de 1976 se creó la linea Instamatic X, dotada con el nuevo sistema de flash.  El último modelo de esta nueva serie fue el X-15F, vendido en elos Estados Unidos hasta el año 1988.  Para estas fechas ya le habían ganado la partida las marcas Canon y Nikon con sus modelos de cámaras réflex.  Además, ya había comenzado la revolución digital.  La primera cámara digital con almacenamiento interno fue el modelo DS-1P de Fuji, creada en 1988, que grababa en una tarjeta de memoria interna de 16 MB. Fuji mostró un prototipo del modelo DS-1P, pero esta cámara no fue lanzada al mercado.

Packs de venta de modelos Instamatic y Pocket

Paseo por la nieve


Primera nevada del otoño invierno 2016

Como consecuencia de la primera nevada de este otoño-invierno he aprovechado para hacer una excursión a las faldas del Toloño para hacer unas fotografías de los paisajes nevados de la Sierra Cantabria.

La mañana ha comenzado con un tiempo favorable, pero a medida que pasaban las horas ha comenzado a caer una fina lluvia que hacía muy molesta la práctica de la fotografía.

Este ha sido el reportaje que he podido captar antes de que las condiciones atmosféricas impidieran continuar haciendo fotografías de estos paisajes nevados.

Paisaje otoñal


Cuando sólo queda un mes para la llegada del invierno y los árboles están perdiendo su manto de hojas por efecto del frío y de la lluvia, se pueden obtener preciosas instantáneas paseando por los bosques.  Una de estas imágenes se me “puso delante” para que la fotografiara y así lo hice.

paisaje-otonal-2016

Asiento Gaudiano en Lagrán


Villa de Lagrán. Montaña Alavesa

Paseando por esta preciosa villa, situada en las faldas de la Sierra de Cantabria, me encuentro con un asiento a la orilla de la carretera.  Su estilo recuerda poderosamente a Gaudí aunque en la página oficial del Ayuntamiento de Lagrán no he encontrado ninguna referencia a este conjunto.

asiento-gaudiano

 

Labastida noche


Fotografía nocturna

Un plácido paseo por la villa de Labastida al atardecer ha dado como resultado estas fotografías.  Antes, en las afueras, las viñas presentaban un aspecto extraordinario a la luz mortecina del sol poniente, acentuando y tiñendo el color ocre, propio de estas fechas.

Por las calles de la villa alavesa hay inumerables motivos para fotografiar y numerosos monumentos que se prestan a ser inmortalizados con nuestra cámara.  Por la noche, con las luces variades de la iluminación, todo se tiñe de numerosos coloeres, según la “temperatura color” de las farolas.

Animo a todos los aficionados a la fotografía para que se acerquen a esta preciosa villa situada en la Rioja Alavesa con sus cámara fotográfica y paseen por sus calles plácidamente, dejando que los motivos les seduzcan.

.

Parque Natural de Valderejo


Con la llegada del otoño vuelven los colores ocres y es el momento de hacer excursiones a lugares con una belleza natural, como es el Valle de Valderejo con el Desfiladero del Río Purón, situado en el extremo sur oriental de la provincia de Álava.

Desde la localidad de Lalastra, donde está situado el Centro de Interpretación del Parque Natural de Valderejo, se inician varias rutas por el parque, todas ellas perfectamente señaladas.  El recorrido natural comienza en Lalastra, pasando por el poblado de Ribera, que se encuentra deshabitado, para continuar hasta Herrán, desde donde se puede hacer la vuelta por el mismo recorrido o continuar por otro alternativo, mucho más exigente.

¡¡Que vienen los Rolling!!


11 de junio de 1976

Cartel gira europea 1976

Cartel gira europea 1976

Ayer se cumplieron 40 años (¡¡cuarenta años!!), de mi asistencia como espectador al primer concierto que los Rolling Stones, sus Satánicas Majestades, dieron en España en la plaza de toros Monumental de Barcelona.  Unos días antes, cuando Mick Yagger fue preguntado en una entrevista sobre porqué no habían venido antes de gira por España contestó que “… para mí, África empieza en los Pirineos”, frase atribuida a Alejandro Dumas y que fue utilizada despectivamente durante el siglo XIX y comienzos del siglo XX para referirse al subdesarrollo del país, provocando airadas protestas en la prensa nacional.

 

Con estos augurios tan negros, Gay Mercader & Company tuvo la osadía de organizar este concierto en un país que acababa de salir de una dictadura de 40 años y se encontraba inmerso en una incierta transición hacia la democracia.  (Consultar la página web: Rolling Stones en España )

Los preámbulos

Por mi parte, en aquellas fechas tenía 20 años y estaba a punto de cumplir los 21 y, por tanto, ser “llamado a filas”, hecho que tuvo lugar un mes más tarde, el 7 de julio (en una fecha tan Sanferminera.. jejeje).  Unos años antes, a partir de 1972, comenzó mi afición y relación con la música que no he abandonado hasta la fecha, cuando unos amigos me propusieron participar en unas grabaciones de temas rockeros, en plan amateur.  Yo no tenía estudios musicales y, por lo tanto, era incapaz de tocar ningún instrumento pero me convencieron para participar tocando una especie de órgano que funcionaba soplando por un tubo (“melódica”) y también haciendo la percusión.

Al año siguiente, en el mes de marzo de 1973, el cura del pueblo, Don Carmelo, organizó una semana musical en la parroquia con la participación de distintos músicos y estilos, siendo nosotros los encargados de representar la música rock en un histórico concierto en la parroquia de San Severino abarrotada de público, sirviendo el presbiterio como escenario.  El grupo estaba formado por Javi “Milton”, cantante, Luis Mari Torre, a la batería, como guitarras estaban Julio Lanuza, Iñaki Ulíbarri y Toni Gómez, al bajo Agus, siendo yo, Pikizu, el encargado de la percusión.   El cura Don Carmelo se opuso que que Javi Galicia fuera el cantante por desavenencias entre ellos, según me dijeron.  El formato de la actuación era muy curioso, nosotros interpretábamos un tema musical y luego, el cura hacía un sermón refiriéndose a la letra de la canción, tras lo cual, interpretábamos otro tema.  Hubo protestas de algunos sectores católicos sobre la utilización de la iglesia como escenario de un concierto rock, pero la cosa no trascendió más allá de unas declaraciones puntuales.

Dos años más tarde, en el mes de marzo de 1975, se organizó una mañana musical en el cine Cadagua de Balmaseda con la participación de varios estilos musicales, desde danzas vascas, cantautores, hasta música rock.  A nosotros nos correspondió cerrar el evento con una actuación de más de una hora de duración en la que fuimos interpretando canciones de Santana, Miguel Ríos, Deep Purple, Slade, Rolling Stones, David Bowie, etc., la música que nos gustaba.  Nuestra actuación comenzó pasada la 1 del mediodía y, al ser una jornada cultural con estilos musicales tan variados, los que habían acudido a presenciar las danzas se fueron marchando.  En esta ocasión el grupo estaba formado por Javi Galicia a la voz solista y el bajo, Luis Arechavala a la batería, Iñaki Ulíbarri y Toni Gómez a las guitarras, Agus al bajo, Txipu a los coros y yo continué con la percusión y coros.  En esta ocasión y en plan jocoso nos llamamos Orquesta Fernández y el equipo de sonido nos lo prestó Jose Maguna.

El grupo hizo algunas actuaciones más en las que yo, por motivos laborales no pude participar, disolviéndose finalmente después de media docena de conciertos tras la muerte del cantante, Javi Galicia.

El viaje

A comienzos del mes de junio de 1976 yo me encontraba sin trabajo dejando pasar los días, hasta incorporarme al servicio militar, en el Bar Central de Balmaseda, junto a mi buen amigo Juan Luis Barrutia.  Llegó hasta nuestros oídos que los Rolling Stones, actuaban en Barcelona y, entre bromas, dijimos que estaría bien ir a verlos, ¡¡que vienen los Rolling!!.  Dicho y hecho, contactamos con otro amigo, Manolo Cantano, que se había comprado un flamante R5, al que convencimos para que viniera con nosotros y nos llevara al concierto.

Salimos de Balmaseda los tres amigos el 10 de junio camino de Barcelona.  En Bilbao recogimos a un autoestopista asturiano que se dirigía también a Barcelona, precisamente a ver el concierto de los Rolling Stones.  El viaje transcurrió sin incidencias hasta que al llegar a Fraga, sobre la 1 de la madrugada, paramos a tomar algo en una cafetería que estaba abierta.  Al salir nos abordaron unos hombres identificándose como Guardias Civiles que nos pidieron la documentación.  No había ningún problema, no éramos malhechores (más allá de nuestra afición a la música rock… jejeje), pero nos quedamos asombrados cuando, al cabo de un buen rato, nos dijeron que el dueño del vehículo estaba reclamado por la justicia.  Era imposible, los tres residíamos y éramos de Balmaseda (de toda la vida) y sabíamos que ninguno había tenido problemas con la justicia.

Tras un rato intentando convencer a los Guardias Civiles de que era imposible que Manolo estuviera reclamado ya que tenía domicilio fijo en Balmaseda y si hubiera estado reclamado ya lo hubieran detenido con anterioridad, a Juan Luis se le ocurrió que la solución más lógica era llamar a su amigo y cliente, el brigada De Lucas, para aclarar la situación.  Ante este nuevo giro de la situación, los Guardias Civiles dijeron que se trataba de un error y que el que estaba reclamado era otra persona con el mismo nombre, dejándonos continuar el viaje a Barcelona.  Al llegar a la ciudad Condal, dormimos en el coche hasta la mañana siguiente.

El concierto

Durante el día, deambulamos por una ciudad que no conocíamos ninguno de los cuatro, hasta que por la tarde nos fuimos acercando a las inmediaciones de la plaza de toros Monumental, donde nos encontramos con otros balmasedanos que también habían acudido a ver el memorable concierto, entre ellos Javi Galicia y Arturo Barrutia, hermano de Juan Luis.  Aunque ahora, al leer la crónica del concierto en internet (para documentarme), veo que hubo un gran despliegue policial, como dijo Gay Mercader: “«Al principio de ‘Honky Tonk Woman’, empezaron a verse botes de humo en las gradas del fondo, vacías porque no se habían vendido esas entradas. Los tiraban los grises que estaban patrullando fuera, debieron pensar que no llevábamos suficientes efectos especiales».”, yo no fui consciente de esos hechos, ni antes ni durante el concierto.  Tampoco resultó ser un éxito de taquilla porque se quedaron 7.000 entradas sin vender, con una asistencia de 11.000 personas, pagando cada una 900 pesetas de la época.  El concierto comenzó a las 9:00 horas de la noche y, tras las actuaciones de Meters (un grupo funk de Nueva Orleans (Uno de los invitados, el cantante Mick Jagger, impresionado por su actuación, los invita a actuar como teloneros de The Rolling Stones en su gira por los EE.UU y por Europa. -Wikipedia-) y Robin Trower, que acababa de publicar su album “Long Misty Days”, pasada la medianoche, sobre las 12:30 horas comenzó el concierto de los esperados The Rolling Stones.

Nosotros estábamos en la arena del ruedo y recuerdo que Mick Yagger se “mosqueó” mucho porque durante la actuación permanecíamos sentados en el suelo.  No teníamos costumbre de acudir a conciertos rock y tampoco sabíamos cómo actuar.  Era la España que acababa de salir de una dictadura, caracterizada por un férreo sistema policial y nadie se atrevía a dar el primer paso.  Todo se arregló cuando todo el público que nos encontrábamos en la arena del ruedo nos pusimos de pie y comenzamos a saltar y bailar a los sones de “sus Satánicas Majestades” hasta el final del concierto, que terminó pasadas las dos de la madrugada.

Durante el concierto yo me hice amigo de dos chicas de Barcelona que estaban a nuestro lado y nos acompañaron después por la ciudad hasta que se fueron a su casa.  Ya de madrugada, sobre las cuatro o las cinco, buscamos un lugar tranquilo para dormir un rato hasta que se hiciera de día.  Estábamos los tres durmiendo en el coche, al asturiano lo perdimos durante el concierto y no lo volvimos a ver, cuando se nos acercó un coche de la Policía Municipal pidiéndonos la documentación.  En esta ocasión no ocurrió nada extraño y nos dejaron tranquilos con la advertencia de que no se podía dormir en el coche.  Como ya era de día, decidimos que lo mejor era iniciar el viaje de vuelta.

Llegamos a Balmaseda sin más anécdotas que contar quedándonos con el recuerdo de haber asistido a un concierto memorable, algo que hemos recordado durante todos estos años.  Aún conservo la entrada a ese y otros conciertos a los que asistí después, casi todos en el velódromo de Anoeta de San Sebastián y otros en distintos emplazamientos de Bilbao.

Romería Nª. Sª. de Urizaharra 2015


El año pasado llegué a la Villa de Peñacerrada justo para asistir a la romería que se celebra en la peña cercana de Urizaharra.  Venía a ver la que en la actualidad se ha convertido en mi vivienda, dado que me convenció y me quedé a vivir en esta preciosa villa.

En esta romería, que este año de 2016 se celebra el sábado 28 de mayo, se traslada la imagen de la Virgen de Urizaharra desde la iglesia parroquial de la Asunción de Nuestra Señora hasta la peña, parando en primer lugar junto a una cruz que señala la ubicación de una antigua ermita, donde se reza un responso.  Antiguamente se subía la imagen sobre unas andas siendo transportada por los fieles, pero actualmente se sube en un remolque.

Seguidamente, se traslada la imagen de la Virgen de Urizaharra hasta una campa cercana donde se celebra la romería.  Al mediodía se preparan unas paellas que se degustan en unas mesas colocadas a tal fin para que los romeros puedan comer.

Al finalizar la romería la imagen de Nuestra Señora de Urizaharra es devuelta a su lugar en la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora.

No llegué a publicar estas fotografías porque no volví a Peñacerrada hasta finales del mes de junio y con el jaleo del traslado se quedaron en el archivo.  Ahora que se acerca la celebración de una nueva romería es el momento de hacerlas públicas.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

Procesión del descendimiento. Peñacerrada


Semana Santa en Peñacerrada

La Semana Santa en la villa occidental de la Montaña Alavesa comienza con la colocación de una gran cruz luminosa en la peña Urizaharra, un alto que domina la población, siendo visible desde casi todo el municipio.  Esta gran cruz, que se ilumina por la noche, permanece en su ubicación durante toda la Semana Santa.

Viernes Santo

Frente al presbiterio se coloca una gran cruz de madera con la imagen de Cristo crucificado.  En la noche del Viernes Santo se celebran los oficios religiosos leyendo el Evangelio, tras lo cual, se procede a la ceremonia del Descendimiento.  Se apagan todas las luces del templo dejando tan sólo un foco que ilumina al Cristo crucificado.  Unos penitentes se encargan de ir quitando con fervor, en primer lugar, el cartel de “INRI”, luego la corona de espinas para finalizar con los clavos que sujetan la figura del Cristo articulado a la cruz.  Después, con el sudario que cuelga del madero, descienden con solemnidad al Cristo para presentarlo ante la imagen de la Virgen Dolorosa, que permanece en el lateral del presbiterio, para proceder, finalmente, a introducir la imagen del Cristo yaciente, al que se le pliegan los brazos junto al cuerpo en el sepulcro o urna de cristal.

Después se quitan las sujeciones de la Cruz para que sea portada en la Procesión por un penitente de la villa, seguido de los pasos y el resto de los fieles.

La procesión

La procesión del Descendimiento va encabezada por un Penitente con un Cristo crucificado al que acompaña una mujer, toda vestida de negro y con el rostro cubierto que porta un Sudario con la cara de Cristo, como una Verónica, junto a ella otras tres mujeres más, completamente vestidas de negro y con el rostro cubierto, tras ellos el Penitente que porta la Cruz totalmente al aire, sin arrastrarla.  Les siguen tres jóvenes con sendos tambores (cajas) que se encargan de marcar el ritmo a la Procesión.  Continúa la comitiva con el paso del Cristo con la Cruz a cuestas, portada por cuatro vecinos, tras el cual va el paso de la Virgen Dolorosa, que también es portada por los vecinos, finalizando la procesión con el sacerdote y el resto de vecinos.

Esta procesión nocturna recorre las principales calles del casco antiguo de la villa de Peñacerrada.  Tras salir de la iglesia  de la Asunción de Nuestra Señora a la plaza de Los Fueros, se encamina por la calle San Juan hasta la plaza del Concejo donde se hace un alto, continuando hasta la plaza de Fray Jacinto, entre la iglesia y el Ayuntamiento, donde se hace otra parada, tras la cual se encamina de nuevo por la calle Barón de Benasque a la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora, donde finalizan los actos.

Una procesión tradicional sencilla y emotiva que es seguida con devoción por los vecinos de la villa que participan, de esta manera, en los actos de la Semana Santa de Peñacerrada.

Galería fotográfica

El pueblo (villa) más frío de Euskadi


Primera nevada de 2016

El pasado viernes, por la noche, comenzó a nevar copiosamente sobre la villa de Peñacerrada, en la Montaña Alavesa (Cuadrilla de Campezo).  Al día siguiente, la reportera Yolanda Veiga publicó en El Correo un artículo que lleva por título “Así se vive en el pueblo más frío de Euskadi”, acompañado de una fotografía de Igor Aizpuru.

“«Tenemos muchas ganas ya de nieve, para estas fechas lo que había caído ya otros años… Pero este diciembre ha sido muy extraño, sin agua y casi con veinte grados!». Menos raro habría sido estar a menos veinte. Que todavía se acuerda Edorta Pinedo de aquel invierno a 18 bajo cero en Peñacerrada, un pueblito alavés de 270 habitantes, a medio camino entre Vitoria y Laguardia.”, aparece en el artículo.  Continúa haciendo comparativas de las temperaturas más frías y más cálidas de los últimos inviernos, resultando muy curioso que se citen las dos localidades en las que he residido en el último año, Balmaseda y Peñacerrada, donde resido altualmente.

“El invierno pasado este municipio del sur alavés que se eleva 752 metros sobre el nivel del mar marcó la mínima de temperatura en el País Vasco. Fue el 10 de febrero y el mercurio se desplomó hasta los menos 13. Al día siguiente tuvieron menos 11 y con este frío anduvieron también en Arkaute (-10) y Santa Cruz de Campezo (-8,5). En Bizkaia la mínima la anotó Balmaseda la noche de fin de año de 2014 (-4,1 grados).”  “«La nieve es una gozada, limpia la atmósfera. ¿Sabes lo que es levantarte y encontrate con ochenta centímetros en la calle? Los críos no van a la escuela, la gente se junta en el bar a echar el café porque no tiene nada más que hacer. ¡Si hasta se hace más vida social en el pueblo!», cuenta Pinedo, panadero de Peñacerrada y anterior alcalde del municipio con la Agrupación Municipal Independiente.”.

A la mañana siguiente, el mismo día del artículo, aproveché para hacer unas fotografías por el entorno.  Para alguien como yo que he vivido en lugares a pocos metros sobre el nivel del mar, como es Balmaseda, mi villa natal, resulta curioso ver estas grandes extensiones de prados cubiertas de nieve, así que, aprovechando que ahora resido en esta otra villa, Peñacerrada, realicé este reportaje fotográfico que os presento a continuación.

Nevada Peñacerrada 20160010

Localidad de Payueta (Peñacerrada)

Time Lapse: Plaza de Los Fueros. Peñacerrada


Esta realización videográfica la llevé a cabo durante el verano de 2015, por medio de la cámara GoPro Hero 4 Silver en modo fotografía continua o Time Lapse, dejando la cámara fija durante más de una hora.

Imagen del vídeo

Imagen del vídeo

Era una apacible tarde de verano y, a lo lejos observé que se acercaban unas nubes, por lo que ubiqué la cámara sobre un vehículo estacionado en la plaza de Los Fueros y esperé durante más de una hora mientras se iban sucediendo las fotografías con un intervalo de 1 segundo.

El resultado es que se puede observar, una sucesión de nubes pasando sobre la torre de la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora de Peñacerrada.

.

VÍDEO

Coro Gorbeamendi en Peñacerrada


Programa_0001Programa_0002


“Álava de gusto / Araba gozamena”

Dentro de la campaña “Programa coral recorriendo Álava / Musika Korala Araban zehar”, de la iniciativa “Araba Kantan”, se celebró en la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora de Peñacerrada el concierto de la agrupación coral Gorbeamendi con la presencia de numeroso público, el día 3 de octubre.  Esta iniciativa está organizada por la Federación Alavesa de Coros con la participación de los municipios y parroquias donde se realizan los conciertos.  El patrocinio de esta iniciativa cultural está a cargo de la Diputación Foral de Álava / Arabako Foru Aldundia, dentro de la campaña “Álava de gusto / Araba gozamena”.

Los conciertos se suceden en las diversas localidades alavesas desde el 20 de septiembre hasta el 28 de noviembre de 2015.

Una interesante iniciativa cultural para acercar la música coral a los pequeños pueblos alaveses, en este caso, con motivo de las fiestas patronales de Nuestra Señora del Rosario de Peñacerrada.

Programa_0003Programa_0004

Inauguración de la exposición en la OKE


Y llegó el día de la inauguración.

Para que todo estuviera preparado me acerqué a la sala de exposiciones de la OKE en compañía de la modelo Irene Montero, que estuvo atendiendo a las personas que preguntaban por su experiencia y participación como modelo.

Llegamos sobre las 18:00 horas sorprendiéndolos que desde el mismo momento en el que encendimos las luces comenzó a entrar público deseoso de ver las fotografías expuestas.  Fue una verdadera sorpresa que mis obras provocaran tanta expectación, una sorpresa muy agradable, sobre todo por los comentarios sobre las fotografías expuestas, todos ellos de halago.

Agradezco a Pablo Momoitio su presencia en la inauguración, como continuación de su dedicación a la organización y preparación de la muestra.  También estuvieron presentes varias personas relacionadas con la cultura y el arte en Las Encartaciones, como Javier Barrio, director del Museo de Las Encartaciones, Ricardo Santamaría, del Centro de Documentación Trueba, Ángel Aja, pintor encartado, Ana Belén “Nistal Mayorga”, pintora bilbaina, Lucía Higueras, pintora, Emilio Xabier Dueñas, fotógrafo y escritor, Txomin Etxebarria Mirones, escritor encartado y por parte de la Asociación Fotográfica Skylight de Balmaseda acudieron Gelu Martínez y Maite de Miguel, también estuvo Igor, del laboratorio Zear, Mariano, Marisa, José Ignacio, Ander y Jesús, así como varios vecinos de Ortuella.  Espero que me perdonen si me olvido de alguno.

Mi más sincero agradecimiento a todos ellos por acudir a la inauguración de mi exposición, por estar conmigo en este momento tan importante para mí, comentando y criticando las obras expuestas.  Y también a todos los que por uno u otro motivo no pudieron estar en la sala, porque sé que en espíritu estaban allí conmigo.

La mitad de las fotografías han sido realizadas por Ana Belén “Nistal Mayorga” y la otra mitad por Gelu Martínez, a quienes agradezco muchísimo haber dejado constancia gráfica del momento.

La Vijanera 2015. Rostros y máscaras


La Vijanera es un Carnaval singular, entroncado con las mascaradas de invierno celebradas en casi toda europa, pero con su propia idiosincrasia peculiar enraizada con las tradiciones cántabras.  Es por tanto que sus personajes son únicos, distintos a las demás celebraciones de invierno.

Zanpantzarrak 0000

Foto: Jean Michel Etchecolonea Zampantzarrak

Los Zarramacos tienen una similitud con los Zanpantzarrak, que recorren las calles de Iturren y Zubieta agitando sus cencerros.

En La Vijanera participan una gran cantidad de personajes, alrededor de 150, disfrazados de la forma más variopinta y sobre todo, con mucha imaginación.  Aquí dejo una muestra de las máscaras y rostros de La Vijanera 2015.

La Vijanera 2015. La mascarada


Silió.  Molledo (Cantabria)

La Vijanera 2015 - 404El primer domingo de enero se celebró, en la localidad cántabra de Silió (Molledo), la primera mascarada del año, llamada La Vijanera.  Este Carnaval madrugador, es el primero del año, está organizado por la Asociación de Amigos de La Vijanera, que se encargó de recuperarlo en los años 80.

Participan más de un centenar de personas ataviados con una gran diversidad de disfraces.  Los más llamativos son los Zarramacos, que portan ocho cencerros sobre unas pieles de oveja.  Pero no son los únicos, ya que el Oso y los Zíngaros, junto a los Danzantes blancos y negros, también son una parte muy importante de la mascarada.

Este año, el domingo 4 de enero, fue un día espléndido de sol, incluso caluroso al mediodía, lo que motivó que se congregara una enorma multitud de personas para disfrutar de la representación.  Fueron muchísimas las personas que portaban cámaras de fotos, seguramente con el fin de participar en el concurso de fotografía que propone la organización, pero también había teléfonos, tabletas, GoPros y cualquier otro medio de captación de imágenes.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

Puerta al mar


He realizado una serie de fotografías, simulando 3D, y ésta, es una de ellas.   La fotografía está tomada en la playa de Suances (Cantabria), aprovechado que una pareja de señores cruzaba una pasarela de madera para dirigirse al monumento clavado en la arena.

Se trata de un trabajo de recorte y cambio de perspectiva para lograr el efecto deseado.

Espero que os guste.

La-puerta-del-mar