Castillo en versión digital


Castillo de Turegano (Segovia)

Es cierto que soy reacio a utilizar un retoque digital “salvaje” o muy marcado para mis imágenes, tratando de que éstas sean lo más fieles a la realidad, haciendo los tratamientos necesarios para la corrección de la luz, contraste, color… y poco más, pero siempre hay un comienzo para todo….

Una cosa son las fotografías que muestran paisajes, personas, objetos, etc.,
y otra cosa pueden ser las imágenes creadas digitalmente a partir de una fotografía
que se ha tratado de tal forma que transmite una sensación distinta de la imagen original

Y este es el caso de la fotografía que muestro en este artículo como resultado de la aplicación de filtros y retoques digitales hasta que resulta ser otra imagen distinta de la original, aunque por distintos motivos, las dos resultan válidas.

Espero que me ayudéis con vuestros comentarios sobre el resultado final de la imagen retocada, si os parece que el efecto logrado resulta lo suficientemente fuerte para justificar el trabajo de retoque digital.

Espero vuestros comentarios… gracias.

.

FOTOGRAFÍA ORIGINAL (sin retoque)

.

IMAGEN DIGITAL (con retoque)

 

Un poco de historia…

El castillo de Turégano tiene raíces celtíberas y aún conserva las torres del castrum romano sobre el que se construyó. En el interior del recinto amurallado se levantó un granero que, posteriormente, se convirtió en la iglesia de San Miguel, de estilo románico, y en el propio castillo. No se sabe cuál fue el orden de construcción, si el castillo alrededor de la iglesia o la iglesia dentro del castillo.

A lo largo de los siglos, la fortaleza ha ido sufriendo modificaciones, su estado actual se debe al que le dió el obispo Arias Dávila a mediados del s. XV. Es a principios del s. XVIII cuando se construye su espadaña, con el fin de colocar las campanas que se encontraban en la muralla de la puerta principal.

Entre sus paredes se han hospedado personajes tan ilustres como Fernando de Aragón, Fernando el Católico, quien permaneció aquí unos días, en 1474, antes de llegar a Segovia para encontrarse con su esposa, Isabel la Católica. El castillo también llegó a utilizarse como prisión de Estado y en él estuvieron encerrados algunas figuras históricas como Antonio Pérez, primer ministro de Felipe II, o el hijo del Duque de Osuna.

 Fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1931 y está incluido en la Ruta de los Castillos de Castilla y León. Su conservación e historia le hacen ser de los más interesantes de España, pudiendo visitarse durante todo el año. En la actualidad, en su interior se siguen celebrando cultos cristianos, además de diversos eventos como conciertos de música clásica.

www.segoviaunbuenplan.com