El tiempo condicionó la romería de Urizaharra 2016


La procesión

Como es tradicional, el último sábado del mes de mayo se celebra la romería de Nuestra Señora de Urizaharra en la villa de Peñacerrada.  Este año, las previsiones meteorológicas adversas condicionaron la celebración de esta romería en la que participa todo el municipio ascendiendo al cerro de Urizaharra donde se celebran distintos actos festivos y religiosos.  Finalmente, no llovió mucho, tan sólo cayeron unas gotas al mediodía, pero ante la presistente amenaza de lluvia se optó por realizar las celebraciones dentro del casco histórico de Peñacerrada.  A las 13:30 salió la procesión con la Virgen de Urizaharra recorriendo el perímetro de la localidad para finalizar en la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora.

Urizaharra 2016_0018

Desafío de Deporte Rural

Al finalizar la procesión, dió comienzo el desafío de deporte rural entre Peñacerrada y Montoria en el frontón municipal.  El representante de Peñacerrada debía izar diez veces la piedra de 150 Kg. mientras el de Montoria tenía que realizar dos cortes al tronco.  El ganador resultó ser el “harrijasotzaile” de Peñacerrada que venció al “aizkolari” de Montoria por un escaso margen.

Comida popular

Mientras se desarrollaba la competición deportiva, los expertos cocineros locales iban dando los últimos toques a las tres paellas que prepararon durante la mañana y, una vez finalizado el desafío, dio comienzo una animada comida popular en el frontón municipal con la participación de un centenar de comensales.

Desafio Urizaharra_0004

Con la comida popular finalizaron los actos festivos de Nuestra Señora de Urizaharra que, este año 2016, estuvieron condicionados por la climatología.

La Cruz de Urizaharra


Se ha retirado la Cruz que los vecinos de Peñacerrada ponen desde hace muchos años en la peña de Urizaharra con motivo de la Semana Santa.

Se trata de una gran Cruz de seis metros de altura por tres de anchura con un armazón de madera y metacrilato que contiene unas 60 bombillas en su interior para que se ilumine por la noche durante las noches de la Semana Santa.  Una vez finalizada, se procede a su retirada, acción en la que participan varios vecinos de la villa.

Una vez retirada se guarda hasta el año próximo en el almacén de Jesús Elorza.

Una tradición que se mantiene en Peñacerrada, año tras año, al igual que se intenta recuperar otra tradición que tiene que ver con la religión católica en la Navidad, como es la costumbre de poner un Belén en la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora.

.

GALERÍA DE FOTOS

Procesión del descendimiento. Peñacerrada


Semana Santa en Peñacerrada

La Semana Santa en la villa occidental de la Montaña Alavesa comienza con la colocación de una gran cruz luminosa en la peña Urizaharra, un alto que domina la población, siendo visible desde casi todo el municipio.  Esta gran cruz, que se ilumina por la noche, permanece en su ubicación durante toda la Semana Santa.

Viernes Santo

Frente al presbiterio se coloca una gran cruz de madera con la imagen de Cristo crucificado.  En la noche del Viernes Santo se celebran los oficios religiosos leyendo el Evangelio, tras lo cual, se procede a la ceremonia del Descendimiento.  Se apagan todas las luces del templo dejando tan sólo un foco que ilumina al Cristo crucificado.  Unos penitentes se encargan de ir quitando con fervor, en primer lugar, el cartel de “INRI”, luego la corona de espinas para finalizar con los clavos que sujetan la figura del Cristo articulado a la cruz.  Después, con el sudario que cuelga del madero, descienden con solemnidad al Cristo para presentarlo ante la imagen de la Virgen Dolorosa, que permanece en el lateral del presbiterio, para proceder, finalmente, a introducir la imagen del Cristo yaciente, al que se le pliegan los brazos junto al cuerpo en el sepulcro o urna de cristal.

Después se quitan las sujeciones de la Cruz para que sea portada en la Procesión por un penitente de la villa, seguido de los pasos y el resto de los fieles.

La procesión

La procesión del Descendimiento va encabezada por un Penitente con un Cristo crucificado al que acompaña una mujer, toda vestida de negro y con el rostro cubierto que porta un Sudario con la cara de Cristo, como una Verónica, junto a ella otras tres mujeres más, completamente vestidas de negro y con el rostro cubierto, tras ellos el Penitente que porta la Cruz totalmente al aire, sin arrastrarla.  Les siguen tres jóvenes con sendos tambores (cajas) que se encargan de marcar el ritmo a la Procesión.  Continúa la comitiva con el paso del Cristo con la Cruz a cuestas, portada por cuatro vecinos, tras el cual va el paso de la Virgen Dolorosa, que también es portada por los vecinos, finalizando la procesión con el sacerdote y el resto de vecinos.

Esta procesión nocturna recorre las principales calles del casco antiguo de la villa de Peñacerrada.  Tras salir de la iglesia  de la Asunción de Nuestra Señora a la plaza de Los Fueros, se encamina por la calle San Juan hasta la plaza del Concejo donde se hace un alto, continuando hasta la plaza de Fray Jacinto, entre la iglesia y el Ayuntamiento, donde se hace otra parada, tras la cual se encamina de nuevo por la calle Barón de Benasque a la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora, donde finalizan los actos.

Una procesión tradicional sencilla y emotiva que es seguida con devoción por los vecinos de la villa que participan, de esta manera, en los actos de la Semana Santa de Peñacerrada.

Galería fotográfica

La Vijanera 2015. La mascarada


Silió.  Molledo (Cantabria)

La Vijanera 2015 - 404El primer domingo de enero se celebró, en la localidad cántabra de Silió (Molledo), la primera mascarada del año, llamada La Vijanera.  Este Carnaval madrugador, es el primero del año, está organizado por la Asociación de Amigos de La Vijanera, que se encargó de recuperarlo en los años 80.

Participan más de un centenar de personas ataviados con una gran diversidad de disfraces.  Los más llamativos son los Zarramacos, que portan ocho cencerros sobre unas pieles de oveja.  Pero no son los únicos, ya que el Oso y los Zíngaros, junto a los Danzantes blancos y negros, también son una parte muy importante de la mascarada.

Este año, el domingo 4 de enero, fue un día espléndido de sol, incluso caluroso al mediodía, lo que motivó que se congregara una enorma multitud de personas para disfrutar de la representación.  Fueron muchísimas las personas que portaban cámaras de fotos, seguramente con el fin de participar en el concurso de fotografía que propone la organización, pero también había teléfonos, tabletas, GoPros y cualquier otro medio de captación de imágenes.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

La Rioja. Fiesta de la Vendimia. San Mateo


El 21 de septiembre se celebra en la ciudad de Logroño la festividad de San Mateo con la Fiestas de la Vendimia, comenzando, oficialmente, la vendimia de la uva en La Rioja,  representando el pisado del primer mosto de la cosecha.    Esta fiesta se celebra en la capital riojana desde el siglo XII, cuando al obtener el título de Villa se le concedió la celebración de una feria anual.

La cultura del vino.  Elaboración

La vendimia en realizad depende de la maduración de la uva, siendo diferente en las distintas zonas de La Rioja, comenzando antes en la zona de Rioja Baja, finalizando en Rioja Alta a finales de octubre o incluso en el mes de noviembre.    La determinación de la fecha óptima, trabajo del enólogo, es muy importante si se quieren obtener unos vinos de la máxima calidad.    Para esta labor no es suficiente con hacer el seguimiento de la evolución del peso de la baya, los azúcares y la acidez, sino que también se debe tener en cuenta la maduración del hollejo y de las pepitas, para lo cual se realizan catas de uvas.

Antiguo “corquete” o cuhillo curvo empleado para vendimiar

La vendimia se realizaba antiguamente de forma manual, cortando los racimos con el “corquete”, recogiéndolos en cestos que se depositaban en los remolques de los tractores, llevándolos a la bodega.    Actualmente, salvo en zonas de difícil acceso, la vendimia se realiza de forma automatizada.    Desde hace unos años, las viñas están plantadas en “espaldera”, facilitando el control de los “renques” y la circulación de la maquinaria, aumentando la densidad del cultivo.

Con la llegada de los racimos a la bodega comienza el proceso de elaboración con el despalillado y el transporte de los granos de uva a los depósitos de acero inoxidable, donde tendrá logar la fermentación controlada.   Antiguamente el prensado de la uva se realizaba por pisado, realizando un prensado suave de la uva.    Actualmente esta labor se realiza mediante modernas prensas, que permiten una extracción mayor del mosto.

Para la elaboración del vino tinto se utiliza uva tinta, pudiendo incorporar pequeñas cantidades de uva blanca, dejando fermentar el mosto junto al hollejo (piel de la uva).    Para elaborar vino rosado o clarete se utilizan las mismas uvas que para elaborar el vino tinto, dependiendo del tiempo en que el mosto permanezca en contacto con el hollejo, el color del vino será más o menos rosado.    Para elaborar los vinos blancos se parte de uvas blancas y el mosto fermentará sin estar en contacto con el hollejo.

Una vez que el mosto ha fermentado, si la producción se utiliza para elaborar vinos jóvenes o de año, se embotella, siendo comercializado a partir del mes de enero.    Si los mostos se van a dedicar para la elaboración de vinos de crianza o reserva se introduce en barricas bordolesas de 225 litros, dejándolo reposar durante unos meses, haciendo trasiegos y limpiezas de las barricas .    De esta forma, se produce una parte oxidativa en la barrica.    Los polifenoles del vino reaccionan con los compuestos del roble de la barrica y por el oxígeno aportado por la permeabilidad de la madera y los trasiegos.    Terminado este proceso, el vino es embotellado, produciendose otra parte importante del proceso del vino, la reducción en botella.    En el caso de los vinos de Rioja, la botella no es tan sólo un recipiente, sino que es una parte importante del proceso de elaboración de sus excelentes vinos.

Feria medieval de Artziniega. Mercado de antaño


El Mercado de Antaño, la Feria Medieval de Artziniega, que este año 2012 celebra su XV edición, es un de los mercados medievales pioneros del País Vasco.    Después de varios cambios de fecha, motivadas por la coincidencia de fechas con las fiestas de localidades cercanas, quedará ubicado el 15 de septiembre.

El reportaje de fotografía ofrecido corresponde a la celebración de los Mercados Medievales de Artziniega de los años 2001 y 2003.

PULSAR PARA VER EL VÍDEO DEL XV MERCADO MEDIEVAL DE ARTZINIEGA. MERCADO DE ANTAÑO 2012

Este año cuenta con importantes novedades.    Estará organizado por los Hosteleros del Casco Antiguo con la colaboración de otros comercios, el Ayuntamiento de Artziniega y la Asociación Etnográfica Artea, además de los vecinos de la localidad que recorrerán las calles con sus indumentarias medievales y la exhibición al público de antiguos oficios.    Como en años anteriores, los puestos artesanos serán los que proporciona la empresa Navarra “Napar Bidea”.    Otra novedad importante para este año es que al finalizar el Mercado se ofrecerán conciertos musicales, con el fin de atraer a los jóvenes de los alrededores.

Festividad de San Roque en Lanestosa 2012


La festividad de San Roque tiene una gran tradición entre los nestosanos.    Ya desde 1599 se celebran procesiones con el santo por las calles de la villa encartada.   En la placa situada sobre la entrada de la sacristía de la iglesia de San Pedro Apóstol de la localidad, el Ayuntamiento se compromete y hace voto de guardar esa fiesta para siempre.    Como era habitual durante toda la Edad Media, cuando aparecía una epìdemia de peste, se hacían procesiones con el santo francés rogando que les librara de ese mal.

Las procesiones continúan en la actualidad con más o menos participación según los años, aunque últimamente ha resurgido con fuerza, gracias al trabajo de la Cofradía de San Roque, encargados de organizar los actos.    Comienzan con una misa mayor en la parroquia, tras la cual, se lleva al santo en procesión por las calles de Lanestosa hasta llegar de nuevo a la iglesia de San Pedro Apóstol, donde el santo velará por los nestosanos el resto del año.    En la Plaza Nueva se organiza una comida popular a base de pinchos, chorizos y otros embutidos asados a la parrilla y regados con bebidas variadas, todo ello en abundancia suficiente para dar de comer a todos los nestosanos que lo desean y a los visitantes que se acercan a la villa.

Después de la comida, una orquesta interpreta unos bailables en la misma Plaza Nueva, tras el cual, da comienzo el sorteo de los productos donados o adquiridos por la organización.    Todos los actos son sufragados por la Cofradía de San Roque con la colaboración del Ayuntamiento de Lanestosa.

 

Día del hierro. Burdin eguna. Urdazubi /Urdax


Si en un artículo anterior “Pobeña 1890. Homenaje a la minería tradicional” trataba sobre la extracción del mineral de hierro en las minas de Triano por parte de los aldeanos y su transporte hasta la costa, donde era embarcado en barcos venaqueros para su distribución por las ferrerías de la corona de Castilla en el Cantábrico, desde Bayona (Galicia) hasta Urdax (Navarra), ahora voy a tratar sobre el destino final de ese mineral.

Durante más de cinco siglos el mineral de hierro de las minas encartadas era muy codiciado por su alto valor y fácil transformación, lo que representó una actividad muy lucrativa para los encartados y marinos de la costa vizcaína.    El mineral era extraído fácilmente de los cotos mineros y transportado en carros tirados por bueyes hasta la costa, donde los barcos venaqueros lo llevaban por cabotaje a todas las ferrerías de la costa cantábrica.    Esta actividad desapareció hacia 1876, tras la segunda Guerra Carlista, perdiendo los encartados el derecho a la explotación de sus minas, dando comienzo a la explotación industrial.

Para llegar a Urdazubi / Urdax, el mineral salía del puerto de Pobeña hasta el puerto de Donibane Lohitzun (San Juan de Luz), remontando posteriormente el río Nivelle, siendo transportado, en su tramo final, por carros de bueyes o mulas.

La industria sidelúrgica de Urdax se remonta a comienzos del siglo XV.    La cultura ferrona del valle se relaciona con el Monasterio de los Premostratenses, del que Urdax fue un islote feudal hasta 1774.    A mediados del siglo XVII, estas ferrerías daban trabajo a unas doscientas personas.    En el siglo XVIII se contaban las ferrerías de Masakoleta, Olakobizkarra, Olaburukolanda, Landibar y la problemática de Bekeola en Azpilikueta, propiedad a medias del Monasterio de San Salvador y del Señorío de Baztan.    La explotación sidelúrgica en Urdax terminó con la invasión de castigo de los Convencionales en 1793, finalizando definitivamente en 1836.

Cartel del Día del hierro / Burdin eguna en Urdax

La villa de Urdax nació hacia el siglo XV bajo el dominio del Monasterio de San Salvador, consiguiendo su segregación en 1774.    Los primeros asentamientos datan del Paleolítico.    Urdax se encuentra enclavado en una depresión recorrida por la regata Urgarana.    En las calles de la localidad podemos apreciar varias casas blasonadas con escudos de armas, pertenecientes a indianos.

El Monasterio de San Salvador se fundó en el siglo IX, perteneciendo a la Orden Premostratense.    Sus abades tenían voz y voto en las Cortes de Navarra.    A lo largo de su historia ha sufrido dos grandes incendios, uno en 1526, cuando Navarra perdió su independencia y otro en 1793, durante la guerra de la Convención, cuando las tropas revolucionarias frnacesas saquearon e incendiaron el Monasterio, destruyendo sus dependencias, los molinos y las ferrerías, quemando también su biblioteca, que contenía más de 9.000 volúmenes.    Los monjes Premostratense abandonaron el Monasterio a partir de 1839, quedando su iglesia como parroquia.    Tiene un hermoso claustro y fue hospital de peregrinos al estar asentado en el Camino de Santiago baztanés.

Nuestra Señora de Las Nieves. Danzantes de Lanestosa


Como cada 5 de agosto, festividad de Nª. Sª. de Las Nieves, se celebra en la Villa de Lanestosa la Danza de los Arcos Floridos para homenajear a su patrona.

Es una danza antigua en la que los danzantes ejecutan un complicado baile sujetando unos arcos hechos con varas de unos 2 ó 3 metros de longitud, a las que se le han pegado cintas de papel de vistosos colores.    Van ataviados con camisa, pantalón y alpargatas blancos, llevando además un fajín rojo y colorido pañuelo anudado al cuello.    El número de danzantes es variable, siemdo siempre número impar, situándose en dos filas, sujetando en cada mano un arco proveniente del danzante anterior y el otro hacia el danzante posterior.    Al frente de la formación se sitúa, entre los dos danzantes, otro que hace las veces de “capitán” y es el encargado de dirigir los movimientos.     De esta forma, todos los danzantes están unidos por las varas que portan.    Los movimientos de la danza se realizan sin soltar las varas, excepto cuando se forma en fila.

Comienza el ritual con los danzantes acudiendo al Ayuntamiento para escoltar a las autoridades hasta la iglesia de San Pedro, donde se celebra la misa mayor.    Una vez finalizada, los danzantes forman junto a la puerta principal esperando la salida de la virgen de Las Nieves, comenzando un recorrido por las calles de la Villa.    Durante el trayecto, los danzantes ejecutan la danza al son de los txitus.    Este año 2012, han sido tres los grupos de danzantes que acompañaban a la virgen, el grupo de mayores a la cabeza, seguido de los jóvenes y, tras la imagen de la virgen y las autoridades, el grupo de los más pequeños.

Después del recorrido por las calles se llega a la Plaza Nueva, donde bailan la Danza de Lanestosa los tres grupos participantes, uno tras otro, tras lo cual, se baila el aurresku en honor de la Virgen de Las Nieves y se canta una Salve por todos los asistentes.    Para terminar los actos, los danzantes acompañan a las autoridades municipales hasta el Ayuntamiento.

Por la tarde, un grupo de danzantes, acompañados por los txistularis, recorren las calles de la Villa parándose en cada casa, ejecutando la danza y dando “vivas” a los moradores de cada vivienda, recogiendo las donaciones de los vecinos.

Cartel de fiestas de Lanestosa 2012

 

Pobeña 1890. Homenaje a la minería tradicional.


Se ha celebrado la cuarta edición de Pobeña 1890, recreanado la venaquería, una actividad comercial que los aldeanos realizaban para conseguir un sobresueldo a sus actividades propias con la estracción de mineral de hierro, acarreándo desde los montes hasta el puerto para su comercialización.    Utilizaban para este fin los carros de bueyes que eran usados en sus explotaciones.

Participan en esta recreación más de cien vecinos de Pobeña, pertenecientes a la Asociación Pobeña Auzolaguna, encargándose de dar vida a los diferentes oficios y clases sociales de finales del siglo XIX.    Así podemos encontrarnos con la típica tienda o abacería en la que “se vendía de todo”, la taberna donde se reunían los parroquianos a finalizar el trabajo, una charriboda donde elaboran morcillas y chorizos, la Rentería encargada de las transacciones comerciales con el mineral extraído, el ganadero hizo una demostración de esquilado de ovejas, las mujeres reparando las redes, las actividades propias de las amas de casa frete al caserío, el herrero, el pañol que se encargaba de tener la herramienta en perfecto estado, el notario, las bordadoras, tejedoras, zorzidoras, las mujeres en el lavadero, etc.    La presencia de los propietarios de las minas y sus familias daban un toque de distinción social frente a las clases trabajadoras.

La familia propietaria de la mina.

Al no poder acceder al puerto con la nave Cantu Santa Ana, recuperada por los armadores de Castro-Urdiales, porque la marea no hacía posible su atraque, los castreños trajeron para la ocasión un “botrino” recientemente reparado, donde los jóvenes depositaron los cestos de mineral de hierro.

Ambientación en las calles de Pobeña.

Después de la comida popular se hizo un homenaje al minero local Ramón Marcos Zorrilla, recogiendo los regolos sus hijos.    La coral Virgen del Carmen de Castro-Uridiales amenizó el día con sus continuas interpretaciones de canciones populares, tanto marineras como mineras.

Batelero eguna 2012. Pobeña 1890


El domingo 29 de julio tendrá lugar la tercera edición del Batelero eguna. Pobeña 1890, rememorando el pasado minero de la localidad.    Los vecinos de Pobeña hacen una representación del acarreo del mineral, que extraían en los montes cercanos, cargándolo en carretas tiradas por bueyes hasta el puerto, junto a la ermita del Socorro, donde esperaban los bateles para cargar el mineral rumbo a las ferrerías.

Para dar ambientación al acto, un centenar de pobeñense se ataviarán con la indumentaria típica de la época, mostrando el modo de vida de la comarca a finales del siglo XIX.    Serán alrededor de dos decenas de escenarios en los que se representarán los momentos de la vida cotidiana y los oficios y tareas que realizaban.    Así podremos ver el trabajo en la huerta, las reparadoras de redes, el lavadero donde se runían las mujeres para lavar la ropa y charlar animadamente, las partidas de cartas, la taberna, el notario, etc.

En esta época estaban muy diferenciadas las clases sociales entre burgueses y clases obreras, más humildes.    También hay una representación de la clase burguesa sentados cómodamente a la sombra, tomando un refrigerio, mientras sus niños juegan alrededor.

El acto está organizado por Ayuntamiento y el Centro de Documentación y Divulgación Trueba, recuperando, de esta forma, la vida tradicional de los pobeñenses hace más de cien años.

Arado con bueyes


Arar la tierra para prepararla ante la inminente siembra era una labor común de los caseríos.    Para esta labor se utilizaba el arado, que es una pieza metálica, generalmente de hierro, con una o dos cuchillas que eran las encargadas de remover la tierra antes de proceder a sembrarla.    Esta forma de preparar la tierra, oxigenándola y aumentando su porosidad, favorece el crecimiento de las plantas, aunque ocasiona una mayor erosión y pérdida de nutrientes, procede de los arados romanos que constaban de un mástil al que se unía la pieza de metal.    En un principio el arado era tirado por hombres, después fue evolucionando y la tracción la ejercían los animales, caballos, bueyes, mulas, etc.    En la actualidad es tirado por potentes tractores.    En Castilla es llamado “braván”.

Demostración de arado de la tierra con bueyes.

 

Estas imágenes fueron tomadas en la Villa de Lanestosa durante la celebración del 725 aniversario de su fundación, como uno de los actos del “Mercado Medieval”.    Vemos un arado de doble reja, también llamado “golondrina” por su forma, que es tirado por la pareja de bueyes de la familia Aiarza del barrio de La Herrera de Zalla.

Trabajos agrícolas. Arado tirado por bueyes.

 

El arado Rotherham fue construido en Inglaterra en 1730. Su forma triangular hizo más fácil tirar de él y se adaptó para ser tirado por caballos. Fue construido por el holandés Joseph Foljambe y marca el comienzo de su fabricación industrial. (Wikipedia)

 

Euskal Ezkontza en Balmaseda


Una edición más de la Euskal Ezkontza se celebra en Balmaseda el domingo 16 de junio, que este año 2012 realizan la tercera edición de esta tradicional boda a la “antigua usanza” en la estan presentes, acompañando a los contrayentes, un sinfín de personas representando al notario, sacerdote, tíos de América, fotógrafo, las familias de la novia y el novio y muchos más.

La tradición fue rescatada por Eguzki Dantza Taldea de Balmaseda en el año 2010, con la colaboración de otros colectivos culturales de la Villa encartada y comarcales.    Participan en la representación más de 200 personas que dan vida y color al acto.

Comienza con la salida de la comitiva del novio desde la Plaza de San Severino, por la calle Correría hasta la Plaza de San Juan donde espera la familia de la novia.    Tras la reunión de las dos familias comienza un animado hamaiketako de pastas y vino moscatel.     Posteriormente se inicia la kalejira por la calle Martín Mendía (Bajera) hasta la Plaza de San Severino donde tiene lugar la unión civil y eclesiástica de los contrayentes, siendo los tíos de América los que corren con todos los gastos.    Tras las dos ceremonias, se interpreta el  aurresku de honor, seguido por un animado baile de jotas, arin-arin y biribilketa.    Luego, todos los participantes posan en la escalinata de la iglesia para la foto de grupo.

Es el momento de disfrutar de un trikipoteo por los bares de la localidad entes de dirigirse de nuevo a la Plaza de San Juan donde tiene lugar el ágape de boda en honor de los novios, reunidos todos los familiares y amigos.    Tras la comida y la sobremesa, se inicia un desafío de soka tira, donde los más atrevidos tendrán la oportunidad de demostrar su fuerza y destreza en este deporte tracional.    Luego, da comienzo la romería y, con este animado baile, finaliza el festejo.

Cartel de la Euskal Ezkontza 2012 en Balmaseda