El último atardecer de invierno


19 de marzo de 2017

En la última tarde del invierno, justo antes de que la primavera hiciera su aparición en la mañana del día 20, subí al puerto de Rivas para contemplar la puesta de sol, que en esta zona siempre tiene unos tonos rojizos anaranjados.

Desde esta ubicación el sol se pone detrás del monte Toloño,
remarcando su silueta a contraluz,
acentuada por la abundante nubosidad de esta tarde

Tuve la suerte de que el cielo fue cambiando de colores a  medida que el sol se iba ocultando tras el macizo de la Sierra Cantabria, dejando un tono morado-majenta en toda la Rioja Alta y en los pueblos de la Sonsierra riojana.  Fue un espectáculo de color cambiante que fui fotografiando desde mi emplazamiento en lo alto del puerto de Rivas.  La tarde estaba muy fría, por el incesante viento helador pero las ganas de recoger aquellos momentos fue mayor que la sensación de frío.

Este es el resultado de esa tarde de San José, día del padre, en la última puesta de sol del invierno.  Esta es la secuencia de los cambios de colores a medida que se hacía de noche, comenzando por el cielo azul nublado hasta los tonos majentas y morados del final de la secuencia.

Formas y texturas 01


Troncos y hojas

En esta ocasión he aprovechado un paseo por el monte para realizar una serie de fotografías en las que el motivo principal eran las formas y la textura.  Al encontrarme el tronco de un grueso árbol tirado y carcomido me percaté de las formas que podía componer con esta madera corroida por los años.

También resultó interesante encontrar imágenes que al iluminarlas a contraluz resultaba sorprendente la forma de composición que se conseguía.  Como las hojas y el musgo que crecía sobre las piedras.

Este es el resultado.  Espero que os guste.

Paseo por la nieve


Primera nevada del otoño invierno 2016

Como consecuencia de la primera nevada de este otoño-invierno he aprovechado para hacer una excursión a las faldas del Toloño para hacer unas fotografías de los paisajes nevados de la Sierra Cantabria.

La mañana ha comenzado con un tiempo favorable, pero a medida que pasaban las horas ha comenzado a caer una fina lluvia que hacía muy molesta la práctica de la fotografía.

Este ha sido el reportaje que he podido captar antes de que las condiciones atmosféricas impidieran continuar haciendo fotografías de estos paisajes nevados.

Paisaje otoñal


Cuando sólo queda un mes para la llegada del invierno y los árboles están perdiendo su manto de hojas por efecto del frío y de la lluvia, se pueden obtener preciosas instantáneas paseando por los bosques.  Una de estas imágenes se me “puso delante” para que la fotografiara y así lo hice.

paisaje-otonal-2016

Parque Natural de Valderejo


Con la llegada del otoño vuelven los colores ocres y es el momento de hacer excursiones a lugares con una belleza natural, como es el Valle de Valderejo con el Desfiladero del Río Purón, situado en el extremo sur oriental de la provincia de Álava.

Desde la localidad de Lalastra, donde está situado el Centro de Interpretación del Parque Natural de Valderejo, se inician varias rutas por el parque, todas ellas perfectamente señaladas.  El recorrido natural comienza en Lalastra, pasando por el poblado de Ribera, que se encuentra deshabitado, para continuar hasta Herrán, desde donde se puede hacer la vuelta por el mismo recorrido o continuar por otro alternativo, mucho más exigente.

Colores de primavera


Macrofotografía

Con la llegada de la primavera, el mes de marzo en el hemisferio norte, comienza a brotar la vida de las plantas y, con ello, se produce una explosión de colores.

Esta es una colección de fotografías “macro” que he realizado durante esta primavera de 2016 en mis paseos por el campo.  Espero que os gusten.

Reflejos en el agua


Esta foto que hice en el pantano de Ulibarri-Gamboa (Álava).  Presenta una composición basada en el reflejo que se produce en las tranquilas aguas del pantano.  Era una precioso día de primavera con una iluminación suave y difusa.

Reflejos agua_0001

Caidas de agua


Agua clara, limpia, que cae salvando los desniveles del terreno en su incesante discurrir en pos de su destino, verter su caudal en otro río o desembocar en el mar.

Cuando tiene que salvar los obstáculos que la naturaleza pone en su camino, ofrece bellos espectáculos de caidas en cascada, unas más pronunciadas que otras pero siempre bellas.

 

En la realización de estas fotografías se ha utilizado dos técnicas para fotografiar el agua en movimiento, una es a su velocidad “normal”, es decir, con una obturación superior a 1/60, con lo que el agua aparece congelada y se pueden apreciar las gotas al caer y la otra, es la que se utiliza para que el agua tenga una textura como de seda utilizando velocidades de obturación más lentas, por debajo de 1/10.

El uso de una u otra técnica es lo que debe decidir el fotógrafo cuando va a fotografiar el agua en movimiento para conseguir un efecto “natural” de caida o el efecto “seda” que da un aspecto más vaporoso al agua.

Paseando por el campo


Estudio desnudo_0000.jpg

Saliendo de la localidad de Payueta en dirección a Berganzo, me encontré con esta imagen mientras paseaba por las pistas parcelarias en este “otoño veraniego” que disfrutamos en el mes de diciembre.   Encontrar un árbol desnudo al borde del camino, con un cielo azul apenas salpicado de alguna nube tímida, los campos sembrados y un camino que se pierde en la lejanía era un conjunto que me llamó poderosamente la atención por su riqueza cromática y la sencillez compositiva.

Aprovechar los días soleados y poder practicar el arte de la fotografía mientras paseo por los campos de la Montaña Alavesa se ha convertido en una actividad placentera.

El camino que vemos alejarse en el paisaje forma parte de la GR-1, en su tramo Peñacerrada-Berganzo que transcurre paralelo al río Inglares.

La imagen que presento en este artículo es una panorámica compuesta por varias fotografías sucesivas, cuya técnica ya he explicado en el artículo publicado con anterioridad:
https://pikizu.wordpress.com/2015/11/18/panoramicas-de-otono/

Panorámicas de otoño


Otoño 2015

Mientras paseo por mi entorno voy observando los cambios que se producen a mi alrededor, como consecuencia directa de la estación otoñal.  El paisaje se va transformando, preparándose para el inminente invierno, aunque todavía queda tiempo para disfrutar los días soleados.

Como ya he comentado en alguna otra ocasión, el otoño es una época del año en la que la práctica de la fotografía adquiere una belleza intensa, los colores ocres mezclados con los verdes y los cielos dominados por un fuerte azul salpicado de nubes blancas, imprimen una estampa colorida a las imágenes.

Panorama_Paisaje-01

En esta ocasión he realizado una serie de panorámicas extremas utilizando la técnica que nos ofrece Photoshop para unir varias fotografías en una sola, PhotoMerge.  Haciendo una serie de fotografías consecutivas en la que la siguiente debe contener, por lo menos, un tercio de la fotografía anterior y así consecutivamente hasta terminar la serie, se consiguen panorámicas extremas.  De esta forma, se puede abarcar el ángulo que deseemos, sin la limitación de los objetivos, hasta mostrar los 360 grados a nuestro alrededor en una sola imagen.

Esta serie muestra una colección de fotografías que abarcan entre los 100 y los 250 grados, dado que para la fotografía de paisaje, mostrar los 360 grados da como resultado una imagen extraña.

 

Al avanzar la estación en los bosques de hoja perenne, los árboles pierden sus hojas cubriendo el suelo, como un manto marrón, una alfombra mullida que confiere una nueva visión del paisaje.  Para estas imágenes funciona bien el contraluz, aunque hay que tener la precaución de tapar el sol con un tronco o rama para evitar los “flares”, esos puntos de luz a lo largo de la imagen que se producen al incidir el sol directamente sobre el cristal del objetivo.

En estos días soleados de otoño es agradable pasear por nuestro entorno, siempre provisto de una cámara fotográfica, para captar esos momentos especiales de luz y color, antes de que un manto blanco de hielo o nieve lo cubra todo… pero eso supondrá también otro motivo fotográfico.

Nieblas de otoño


“Veranillo de San Martín”

Es otoño, concretamente el día 11 del mes de noviembre, festividad de San Martín y, como el saber popular nos indica, llega el tiempo del “veranillo de San Martín”, unos días de tiempo veraniego antes de la llegada del crudo invierno.  No es que sea una afirmación categórica y que deba cumplirse obligatoriamente, ya que el tiempo es variable y no está sujeto a ninguna indicación del calendario pero, si nuestros mayores hicieron popular el dicho, algo de cierto debe haber.  En esta misma época, unos años ha nevado y otros ha llovido incesantemente, pero los refranes y los dichos populares no se basan en lo que ocurre un año u otro sino, más bien, en el estudio de un periodo de tiempo más largo.

El caso es, que este año se está cumpliendo con creces esta denominación que la sabiduría popular ha creado.  El mes de noviembre está siendo, por lo general, seco y soleado en la mayor parte de la geografía nacional.  Las noches son frías y los días, cuando el sol se abre camino a través de la niebla, son calurosos.  Y eso es lo que reflejo en esta colección de fotografías, las nieblas matinales antes de que el sol las disuelva.

.

Todas las épocas del año son buenas para tomar fotografías, pero el otoño tiene algo especial, algo mágico que lo hace distinto, desde los poderosos colores ocres que tiñen los bosques en esta estación, a las sugerentes imágenes que nos ofrecen los paisajes envueltos en la niebla.

.

Hojas de otoño


Con la llegada del otoño, como cada año, las hojas de los árboles tornan su color verde por amarillos y ocres, dando fin al ciclo que comienza en la primavera.

En esta época otoñal, los paisajes de los bosques poblados de árboles autóctonos, encinas, robles y hayas principalmente, adquieren unos colores intensos, dotándolos de una gran belleza.

Es un verdadero placer pasear por un bosque en esta estación, sobre todo, como en mi caso, provisto de una cámara de fotos con la que buscar esas imágenes que luego, una vez en casa, vuelvo a disfrutar  eligiendo las más llamativas.

.

Sala de exposiciones de la OKE


Sala OKE Ortuella_0009

Vista completa de la Sala de la OKE de Ortuella. (360º)

Sala OKE Ortuella_0004Desde el 14 al 30 de enero se puede ver en la OKE de Ortuella una colección de 27 fotografías diferenciadas en dos temas principales: Paisaje y Retrato.

Entre los paisajes se pueden ver fotografías de Ávila, Burgos (Cascada de Las Pisas y Cascada de Peñaladros), Cantabria (playa de Suances y puerto de Castro Urdiales) y Madrid (Palacio de cristal) así como, varias de Bilbao y Las Encartaciones.  En cuanto a los retratos, hay varios temas diferenciados: fantasía, gótico y moda.  Para esta colección he contado con l@s siguientes modelos: Carole B., Karen L., Irene GM., Amaranta S., “Zapa”, Esther T., Miriam F. y Goxo DP.

La sala de exposiciones de la OKE de Ortuella dispone de más de 30 metros lineales de pared, perfectamente iluminada.  La pared es de hormigón cara-vista en un color gris neutro, disponiendo de dos mesas para atender a los visitantes o ubicar otros objetos.

Agradezco mucho a los responsables de la sala por haberme dado la oportinidad de exponer mis obras en este magnífico espacio expositivo.

Bosque en otoño

Bosque en otoño

Exposición en OKE de Ortuella


del 14 al 30 de enero de 2015
Ortuellako Kultur Etxea

Mañana, día 14 de enero, inauguro mi exposición de fotografías en la OKE de Ortuella bajo el título de “Paisaje y retrato”.  Presento un total de 26 fotos en gran formato, muchas de ellas de 50×70 cm, los retratos principalmente, otras de 100x70cm., los paisajes y lugares, algunas fotografías de 1,5 metros además de una fotografía de más de 2 metros.

En esta exposición muestro un compendio de los últimos años, fotografías panorámicas de paisajes y trabajo con modelos.  Todas las imágenes son tratadas digitalmente porque creo que la técnica es una parte muy importante de la creación artística, realizando con el ordenador lo que la cámara no es capaz de plasmar.

La inauguración tendrá lugar mañana miércoles 14 de enero a las 19:30 horas a la que estáis todos invitados.

¡¡Os espero!!.  Gracias…

Estas son algunas de las fotografías presentadas.

Artículo en Deia. Exposición de Pikizu en Bilbao


Harresi Kulturala Elkartea

Foto-de-Pikizu-en-Deia.-colorjpgCon fecha de hoy, jueves 11 de diciembre, el periódico Deia ha publicado en el suplemente Hemendik un artículo sobre las actividades culturales de la Asociación Harresi Kulturala y y la exposición de fotografías que su presidente, J.T. Sáez “Pikizu” tiene en el edifició de La Bolsa, en el Casco Viejo bilbaíno.

Bajo el título “El cronista audiovisual de Enkarterri llega a Bilbao”, se hace un recorrido sobre las actividades de la Asociación balmasedana desde su fundación a finales del año 2012 hasta la actualidad y las actividades culturales de “Pikizu” desde los años 70.

“Pocos festejos hay en Enkarterri que J. T. Sáez, a quienes todos conocen como Pikizu, no registre para la posteridad a través de vídeos y fotografías que después comparte en la página web de la asociación Harresi de Balmaseda que preside. Depósito virtual de cultura, que ha recibido en sus dos años de vida más…

Ver la entrada original 56 palabras más

Sala de exposiciones de La Bolsa. Fotografías de Pikizu


Harresi Kulturala Elkartea

Cartel-Expo-Bilbao-webEl día 1 de diciembre se inauguró la exposición de fotografías panorámicas del fotógrafo balmasedano Pikizu.  Una colección de 12 imágenes con paisajes de Balmaseda, Suances, Logroño y otros pueblos de La Rioja, Dublín (irlanda) y Ávila.

Se trata de una preciosa sala de exposiciones en el Casco Viejo de Bilbao, en el Centro Cívico Ibaiondo, de la calle Pelota nº 10, dentro del Palacio Yohn.

 Tiene horario continuado de 8:30 de la mañana a 9:30 de la noche de lunes a viernes y los sábados por las mañanas de 8:30 a 14:00 horas.

La muestra de fotografías de Pikizu podrá visitarse durante la primera quincena de diciembre, los días laborables.

Según palabras del autor: “Se promociona con esta exposición la Villa de Balmaseda en el centro de Bilbao, para dar a conocer unas imágenes modernas de la villa encartada”.

Ver la entrada original

Imagen

Mazorcas


Un racimo de mazorcas, colgadas a la entrada de una casa, era una visión cotidiana que, hoy en día, se ha convertido en extraña.

Ahora están puestas para adornar rincones.   El paso del tiempo ha hecho que una visión cotidiana se convierta en inusual.

Mazorcas

Ruinas del pasado


Resulta un hecho palpable que las viejas casas y caseríos de piedra que han quedado abandonados por sus moradores, sufren un continuo deterioro a lo largo de los años conviritiéndose en ruinas, quedando tan sólo en pie las recias paredes de piedra que los sustentaban.

En este caso, vemos una pared de piedra de lo que fue una vivienda con su cuadra anexa, invadidas por la vegetación.   Una gran puerta de madera daba acceso a la vivienda.

Puerta